Fuentes: “Es hora de impulsar la transición justa”

El presiente de las Cortes de Castilla y León urge a alcanzar acuerdos con los empresarios y sindicatos para promover un desarrollo socioeconómico “que atienda a la cohesión y resuelva desequilibrios”

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes FOTO: mir_ical

“Es el momento de fomentar proyectos que impulsen la transición justa para dinamizar la economía de las cuentas mineras de la Comunidad, como es el caso de la comarca leonesa de El Bierzo y de su entorno rural”

Así lo cree y así lo ha contado este viernes el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, durante mesa redonda en un congreso sobre economía organizado por Diario de León, donde advertía también de que se trata de un “momento crucial” ante la llegada de los fondos europeos.

El presidente del Legislativo aseguraba que supone una oportunidad única para llevar a cabo proyectos que permitan, entre otras actuaciones, impulsar iniciativas que promuevan las energías renovables, la recuperación ambiental de los terrenos mineros o el Corredor Atlántico, “un filón en la generación de nuevas vías de negocio en los mercados logístico y de transportes”, señalaba, en declaraciones recogidas por Efe.

Fuentes apuntaba también que esta comarca “está llena de mujeres y hombres emprendedores, luchadores, valientes y abnegados”, defendía su potencial aún por explotar”, y afirmaba que ahora más que nunca urge alcanzar acuerdos entre todos los agentes públicos y privados “para sentar las bases por fin de un modelo que defina el desarrollo socioeconómico que atienda a la cohesión y resuelva los desequilibrios”.

”En este propósito, los retos han de pasar ineludiblemente por líneas de acción compatibles con los Objetivos de Desarrollo Sostenible con un tejido productivo basado en la economía circular, y en el que la digitalización sea una realidad, especialmente en las zonas rurales”, apuntaba.

Finalmente, recordaba Fuentes que las instituciones propias de la Comunidad, que se encuentran adscritas a las Cortes de Castilla y León, realizan en este sentido una labor “encomiable” para que la Comunidad Autónoma sea “lugar de progreso y de futuro”. Por ello, defendía la labor del Consejo Económico y Social (CES) a la hora de realizar análisis e indicaciones sobre la realidad socioeconómica, así como la defensa de los derechos de los ciudadanos ante las administraciones públicas del Procurador del Común, del Consejo de Cuentas o del Consejo Consultivo.