Las Lagunas de Villafáfila se llenan de aves para pasar el invierno

Las lluvias de los últimos días anticipan la llegada ya de más de 5.000 ejemplares de diversas especies, pero principalmente ánsares y grullas

Ánsares que pasan el invierno en las Lagunas de Villafáfila de Zamora
Ánsares que pasan el invierno en las Lagunas de Villafáfila de Zamora

La Reserva de las Lagunas de Villafáfila, en Zamora, recuperan su esplendor gracias a las últimas lluvias. Y es que este lugar paradisíaco para las aves y espectacular para la observación de los seres humanos acoge a más de 5.000 aves invernantes que han llegado a este espacio natural de la comarca de Tierra de Campos para pasar los meses de más frío.

Las bajas temperaturas y las lluvias de los últimos días han favorecido la llegada de ánsares y grullas a la reserva y se espera que el número aumente a lo largo de este mes y en enero, que es cuando se alcanzan las mayores concentraciones de avifauna en la reserva, según informan desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Las precipitaciones registradas en el mes de noviembre han permitido que la Laguna Grande, que es la mayor de todas las lagunas de la reserva, haya acumulado un poco de agua. Esto ha generado un aumento sustancial del número de aves invernantes, aunque las cifras están todavía muy lejos de las que se registraban el año pasado por estas fechas.

La situación geográfica de las Lagunas de Villafáfila la convierten en un punto estratégico en las rutas migratorias de cientos de especies de aves, que viajan desde toda Europa hasta Doñana, el norte de África y las grandes zonas costeras de Mauritania.

Este es el motivo de las grandes concentraciones de aves invernantes que se producen en estas fechas en la reserva natural.

Desde el Gobierno de la Comunidad se anima a los ciudadanos a visitar y conocer “una de las joyas medioambientales más importantes de la Península” y que acumula una mayor densidad de aves.

Y es que la especie más emblemática de la zona es el ánsar común. Actualmente se estima que hay más de 2.000 ejemplares y se espera que su número aumente de una forma muy importante a lo largo del mes de diciembre.

También pueden observarse importantes cantidades de avefría, pato cuchara, cerceta común, ánade silbón y friso, tarro blanco, fochas, gaviotas y, en menor número, garceta, zampullín, correlimos común, aguja colinegra, avoceta y garza real.

Como especies curiosas que se han avistado este año destacan una docena de ánsares caretos grandes, un par de barnaclas cariblancas y una barnacla carinegra.

Los mejores momentos para ver la gran concentración de avifauna en las Lagunas de Villafáfila son el mediodía y el atardecer, cuando se produce la entrada de ánsares y grullas para sestear y dormir.