Atraer a más vecinos y empresas, reto del equipo de Gobierno de Arroyo para lo que resta de mandato

El alcalde de este municipio vallisoletano, Sarbelio Fernández, presenta las Cuentas para 2022 que crecen más de un siete por ciento hasta los 16,2 millones de euros

El alcalde de Arroyo de la Encomienda, Sarbelio Fernández, presenta los Presupuestos para 2022 junto a la concejal de Hacienda, Ángeles Retamero
El alcalde de Arroyo de la Encomienda, Sarbelio Fernández, presenta los Presupuestos para 2022 junto a la concejal de Hacienda, Ángeles Retamero FOTO: Ayto. Arroyo La Razón

El equipo de Gobierno de la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, en el alfoz de la capital, liderado por el independiente Sarbelio Fernández y apoyado por Ciudadanos, ha presentado este jueves su proyecto de Presupuestos para el próximo año, que crece en más de un siete por ciento respecto al actual hasta alcanzar los 16,2 millones de euros.

Unas Cuentas “equilibradas y realistas”, en las que tampoco se suben los impuestos para ayudar a las familias y las empresas a aliviar sus economías, según el primer edil, que destinarán uno de cada cuatro euros a la protección y promoción social, además de a la cultura, el deporte y la educación, mientras que para seguir prestando servicios públicos de calidad se dedicará el 34,5 por ciento del total.

Cuatro de cada diez euros se dirigirán actuaciones de carácter general, como por ejemplo la administración general, tecnologías de la información, participación ciudadana, secretaría general, administración financiera y tributaria o gestión del patrimonio, mientras que lo que falta, alrededor del dos por ciento, irá a actuaciones de carácter económico, según informan fuentes municipales.

Son unas Cuentas que apuestan por aumentar el patrimonio municipal y por garantizar unos servicios y equipamientos públicos de calidad que den respuesta a las necesidades de los arroyanos”, destaca el alcalde para quien estos presupuestos están llamados también a atraer nuevos vecinos y empresas al municipio.

Sarbelio Fernández defiende igualmente el compromiso del Equipo de Gobierno en la previsión ordinaria de ingresos y gastos sin subida de impuestos, así como en la posibilidad de utilización de remanentes y la expectativa de participar de fondos europeos, “sin necesidad de solicitar créditos que generen deuda nuestro ayuntamiento cuenta con capacidad y recursos para invertir y garantizar servicios públicos de calidad”.

La Concejal de Hacienda, María Ángeles Retamero, por su parte, pone en valor la capacidad inversora municipal que, según cuenta, no se limita a las partidas consignadas en este presupuesto, ya que durante el próximo año se finalizará la ejecución de importantes proyectos por un importe superior a 4,3 millones de euros ya financiados con cargo a remanentes de tesorería, a los que se sumarán nuevas propuestas que se irán presentando a lo largo del año y que se financiarán también con ahorros municipales.

Y respecto a la nueva regulación del impuesto de la plusvalía, al concejal explica que a la hora de presupuestar los ingresos por la plusvalía se ha tenido las modificaciones llevadas a cabo por el RD Ley 26/2021 pueden suponer una reducción sustancial de los importes recaudados por este concepto”. En este punto, apunta que si la cuantía por derechos reconocidos en 2021 por este concepto ascendía a 1,3 millones de euros fecha de elaboración del presupuesto, la prudencia y responsabilidad les lleva a cifrar las previsiones para el próximo año en 644.000 euros.

El PP critica las formas

Desde el PP denuncian, por su parte, que el el equipo de Gobierno ha hecho público el presupuesto del año 2022 sin haber informado antes a la Corporación municipal, “lo que demuestra una falta de cortesía y deja bien a las claras que el alcalde ha perdido las formas”, señalan.

Además, aseguran que el documento “es papel mojado”, ya que los populares consideran que el gobierno municipal no va a ser capaz de ejecutarlo. “Prueba de ello es que este año 2021 modificó hasta 30 veces el presupuesto, no siendo capaz de ejecutar más que el 50 por ciento”, advierte el concejal Rubén González.

“Sabíamos que el gobierno municipal de Arroyo no tiene ni preparación ni capacidad para gestionar un Ayuntamiento de más de 20.000 habitantes, ahora también sabemos que no sabe guardar las formas. Es un barco sin timón, sin rumbo, a la deriva”, lamenta.