Usuarios del AVE Castilla y León exigen al Gobierno de Sánchez que implante “con urgencia” el teletrabajo mientras dure la pandemia

“España es el único país de Europa Occidental que ni tan siquiera ha recomendado esta herramienta, haciendo caso omiso a las indicaciones del Centro de Control y Prevención de Enfermedades”, aseguran

Usuarios del AVE
Usuarios del AVE FOTO: Jose Luis Leal Agencia ICAL

La incidencia de la Covid-19 sigue creciendo día tras día y, por desgracia, las muertes también. Además los expertos creen que estamos a las puertas de las cifras se disparen. Ante esta situación, los usuarios de la Alta Velocidad de Castilla y León demandan a las administraciones medidas para controlar la pandemia. Y entre ellas afirman que una de las más eficaces puede ser trabajar desde casa para evitar contactos.

Por este motivo piden al Gobierno de Pedro Sánchez que implante “con urgencia” el teletrabajo mientras dure la pandemia. El presidente de esta plataforma, Carlos Perfecto, asegura a LA RAZÓN que el miedo es cada vez mayor por los usuarios, ya que se exponen diariamente viajando a Madrid, al contagio de la sexta ola.

A primeros del mes de diciembre, el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Europea (UE), recuerdan desde la asociación, indicó de forma “clara y contundente” que eran necesarias tomar “medidas más fuertes” para proteger a la población más vulnerable. Aunque no aconsejaba directamente un nuevo confinamiento, si recomienda mantener la práctica del teletrabajo y dar una respuesta antes de las fiestas navideñas.

España es el único país que no está en la línea de las indicaciones de la UE, mientras en países como Reino Unido, Francia (incluye multas), Alemania, Portugal, Paises Bajos, Bélgica es obligatorio, y en Irlanda, Suecia e Italia es recomendable.

Por este motivo, lamentan que “ya no es grave que España no lo implante eteletrabajo (teniendo una legislación para ello y dado el alto grado de contagios que tenemos) que ya lo es, sino que ni tan siquiera lo haya recomendado”.

Carlos Perfecto asegura que “con el teletrabajo, se evitaría las concentraciones laborales, las comidas que se realizan por los empleados con jornada partida, dónde lo habitual es que nadie se ponga la mascarilla en los restaurantes, las aglomeraciones en el transporte público, la exposición al contagio a las unidades familiares de todos los trabajadores y sería un freno directo para el aumento de las bajas laborales derivadas de la Covid-19″.

Usuarios del AVE
Usuarios del AVE FOTO: Jose Luis Leal Agencia ICAL

Además, añade, con preocupación, que “no solo el Gobierno central no ha tomado medidas en la línea de las recomendaciones de la UE, sino también vemos que los Ejecutivos de la Comunidades Autónomas, tampoco están por la labor, lo que está provocando el colapso de los servicios de Salud de Atención Primaria y de algunas Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) que así ya lo indican”.

Mientras lamenta Carlos Perfecto, “en estas últimas cuatro semanas para ambos gobiernos, tanto estatal como regional, la medida estrella sea ponerse la mascarilla en exteriores o la palabra tranquilidad como algún político ha trasmitido estos últimos días, esto aumentará cada día que pase a un ritmo gravísimo”.

En este sentido, recuerda como el periodista de Antena 3 Manu Sánchez “ha dicho hace unos días, en un alegato respetuoso pero muy claro y directo, nos toman por tontos y por tontos, no vamos a pasar y ni mucho menos, aceptar”.

Por este motivo, los usuarios de AVE de Castilla y León consideran que “es necesario que el Teletrabajo (con mayor o menor medida) se aplique mientras estemos en pandemia de lo contrario estamos a expensas todos los ciudadanos y todas las familias, del viento que sopla a merced de cada organismos o empresa, o de los intereses políticos del territorio en particular para indicar o no, acciones que ayuden a la protección de los ciudadanos”.

“Se están dando casos tan kafkianos e indignantes como obligar un martes ir a trabajar a un empleado que ha sido contacto estrecho de un positivo y que ha dado negativo en la prueba de antígenos, y el jueves no poder ir a trabajar por que ha dado positivo en el nuevo test y el viernes, toda la familia contagiada y confinada”. “O solicitar en una provincia de Castilla y León, cita el 3 de enero para Atención Primaria y dárselo para la última semana del febrero, debido a las múltiples bajas de los sanitarios”, señalan.

Por este motivo, la plataforma se pregunta “¿de qué de sirve una ley de Teletrabajo, una Ley creada a raíz del Confinamiento por la Covid-19, si en un escenario como el que vivimos con un altísimo porcentaje de contagios no se implanta de forma generalizada?

Usuarios del AVE llegan a la Estación de Chamartin de Madrid
Usuarios del AVE llegan a la Estación de Chamartin de Madrid FOTO: Jose Luis Leal Agencia ICAL

Además, se cuestiona “¿de que sirven los políticos y las administraciones públicas si no toman medidas eficaces para frenar una situación que nos lleva a día de supera los 90.000 fallecidos, provocando el colapso de la Medicina de Atención Primaria, la exposición de las plantillas de sanitarios a infectarse por segunda y tercera vez y por ende la vergonzosas agresiones físicas a diario que sufren los sanitarios por parde los pacientes por el alto grado de crispación, nerviosismo y hartazgo, cuando es responsabilidad directa del político y no del sanitario? (SANITARIOS QUE NOS HAN SALVADO LA VIDA DURANTE LAS CINCO OLAS ANTERIORES)”.

“¿De verdad que no se pueden tomar medidas paralelas por parte de los organismos públicos y de los políticos, para la protección de la salud y a la economía… o quizás no sabes o no se atrevan?”, señala.

Asimismo, se pregunta “¿a que cifra de fallecidos tenemos que llegar para que actúen los políticos y asuman su responsabilidad, una responsabilidad por la que pagamos sus sueldos todos los ciudadanos? Este domingo ya se ha superado la barrera de los 90.000 fallecidos.

Por este motivo demandan que “se se tomen medidas valientes, eficaces y coherentes, cuya finalidad sea la protección de la ciudadanía y no los intereses puntuales de unos y otros”, así como iniciativas que “estén por encima del redito político, sin importar el coste electoral que tengan, de lo contrario a los ciudadanos, no nos sirven los representantes públicos ni sus formaciones”.