Astronautas, aliens y hasta Darth Vader: La cultura pop se cuela en las catedrales

Descubra la historia de algunas de las figuras más peculiares y curiosas que podemos contemplar en numerosos templos catedralicios

El astronauta de la catedral de Salamanca
El astronauta de la catedral de Salamanca FOTO: David Arranz/Ical

A lo largo de los siglos el hombre ha ido dejado su impronta en el arte de mil y una maneras. Las construcciones religiosas, en especial las catedrales, no han escapado de ello tampoco, especialmente por el trabajo anónimo de verdaderas joyas de arte talladas en piedra que han perdurado hasta nuestros días, y donde se pueden contemplar escenas bíblicas, ángeles o demonios, gárgolas espeluznantes o simplemente arte floral preciso.

Muchas de estas pequeñas obras, adosadas a un conjunto coral, se han ido deteriorando con el paso del tiempo o por la continua acción del hombre de destruir o expoliar. Ello ha dado que a lo largo de la historia se hayan realizado múltiples restauraciones en fachadas y los “maestros canteros” del siglo XX y XXI han querido dejar sus propias huellas a través de figuras anacrónicas y que se han convertido en un principal reclamo para los turistas que se acercan hasta las catedrales con el fin de buscar al “intruso”.

Una actualización de estas construcciones milenarias para acercarlas a los nuevos tiempos, impregnándolos de la denominada “cultura pop” y que también sirve de homenaje a los maestros canteros de antaño, aunque para muchos arquitectos, o religiosos supone una auténtica aberración. Polémicas aparte, aquí dejamos algunas de las figuras más curiosas que se pueden encontrar no sólo en España sino en otras partes de mundo.

El astronauta y el dragón come helados (Catedral de Salamanca)

¿Quién no se ha acercado hasta la catedral nueva de Salamanca para tratar de descubrir al astronauta que parece volar desde su fachada? En 1992 y con motivo de la celebración de Las Edades del Hombre en la capital charra, se encargó hacer una restauración de la “Puerta de Ramos”, bastante deteriorada.

Astronauta en la Catedral de Salmanca.
Astronauta en la Catedral de Salmanca. FOTO: Faina Gurevich dreamstime

El cantero Miguel Romero quiso dejar su impronta y no sólo talló esta figura espacial, como firma personal y un homenaje a los nuevos tiempos, sino que más abajo tallaba también a un dragón comiendo un helado, así como un lince y hasta una cigüeña. Como no podía ser de otra forma, existen otras teorías relativas a esta figura que señalan que los extraterrestres se encuentran detrás de la obra.

Dragón comiendo helado en la catedral de Salamanca
Dragón comiendo helado en la catedral de Salamanca FOTO: La Razón

El fotógrafo y los aliens (Catedral de Palencia)

Nos trasladamos hasta Palencia, hasta “la Bella desconocida”. La tercera catedral más grande de España, sólo por detrás de las de Sevilla y de Toledo. Allí nos topamos con una gárgola curiosa. La presencia de un fotógrafo sujetando entre sus manos una cámara antigua, con focal de fuelle, y que se halla situada en el exterior de una de las capillas absidales. La figura fue colocada, en una restauración a principios del siglo XX por el arquitecto Jerónimo Arroyo, y que quiso de esta manera brindar un homenaje muy popular de la ciudad, y que ocupa de esta manera un sitio de honor entre figuras como leones alados, ángeles o esqueletos.

El fotógrafo de la catedral de Palencia
El fotógrafo de la catedral de Palencia FOTO: Catedral de Palencia

Pero también hay otra sorpresa en esta misma catedral. Concretamente en lo más alto de la puerta de San Juan y también a partir de una restauración, esta más moderna, a finales del siglo XX, concretamente en el año 1995, cuando el arquitecto Fernando Díaz-Pinés e inspirándose en la película “Aliens” de Ridley Scott, esculpía dos aliens en la arquivolta exterior de la Puerta de los Reyes. Eso sí, hay que fijarse muy bien, debido a que están a más veinte metros de altura.

Aliens en la catedral de Palencia
Aliens en la catedral de Palencia FOTO: La Razón

El móvil (Catedral de Calahorra)

Viajemos ahora hasta La Rioja, concretamente hasta la catedral de Calahorra. Allí descubrimos, labrado en piedra aparece un teléfono móvil. Y para que no halla dudas del año en que fue esculpido, aparece la fecha, 1996. Fue una “genialidad” del cantero de dejar la huella del modelo telefónico que reinaba en dicha época, un Nokia. Y en un tiempo, el actual, donde las nuevas tecnologías están a la orden del día, el modelo resulta anticuado, aunque pasará a la historia de futuras generaciones.

Móvil en la catedral de Calahorra
Móvil en la catedral de Calahorra FOTO: La Razón

Escudo del Barsa (Catedral del Mar, Iglesia de Santa María en Barcelona)

Sí, lo está leyendo usted bien. El escudo del Fútbol Club Barcelona se puede vislumbrar en una de las vidrieras de la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona. Diseñado por Pere Cánovas, la historia se remonta a los años 60 del siglo XX, cuando la directiva del conjunto catalán donó 100.000 euros para la reconstrucción de la “Catedral del Mar” tras los daños sufridos por un incendio en la Guerra Civil y como señal de agradecimiento, se camufló el escudo entre el resto de vidrieras coloridas. El fútbol también se coló, concretamente el escudo del Athletic en una iglesia de Trujillo, la de Santa María la Mayor, creando mucha polémica allá por el año 1972.

Escudo del Barsa en la Catedral del Mar de Barcelona
Escudo del Barsa en la Catedral del Mar de Barcelona FOTO: La Razón

Alien (Abadía de Paisley en Escocia)

Cerca de Glasgow, en Escocia, se encuentra la Abadía de Paisley. Allí se puede contemplar otra genial gárgola en homenaje al “Alien” de Ridley Scott, que fue fruto de una de las restauraciones que vivió la construcción gótica a principios de los años 90 del pasado siglo.

Alien en la Abadía escocesa de Paisley
Alien en la Abadía escocesa de Paisley FOTO: Antena 3

El ángel hablando por el móvil (Catedral de San Juan Evangelista en Hertogenbosch en Holanda)

Y es las nuevas tecnologías se imponen. Una genialidad más para algunos, o una aberración para otros, pero el artista holandés quiso incorporar en el año 2012, durante una restauración la estatua de un ángel con vaqueros hablando por el móvil en la catedral de San Juan Evangelista de Hertogenbosch en Holanda. Y es que también las figuras celestiales están muy puestas al día en esto de las nuevas tecnologías.

El ángel hablando por el móvil en la catedral católica de San Juan Evangelista en Holanda
El ángel hablando por el móvil en la catedral católica de San Juan Evangelista en Holanda FOTO: La Razón

Gremlins (Chapelle de Bethleem en Nantes)

Aunque no se trata de una catedral, la genialidad de las obras bien merece aparecer en esta lista. Son dos gárgolas curiosas en una pequeña iglesia situada en Nantes que se ha convertido en visita de curiosos frikis. ¿Y cuál es la razón? Varias figuras en homenaje a los Gremlins, con la presencia de Grizmo y Stripe, e incluso de Mazinger Z.

El malvado Stripe de los Gremlins en la Capilla de Bethleem en Nantes
El malvado Stripe de los Gremlins en la Capilla de Bethleem en Nantes FOTO: La Razón

Y Darth Vader (Catedral Nacional de Washington)

Y acabamos nuestro recorrido viajando hasta Washington donde nos adentramos en el universo “Star Wars”. Allí en su Catedral Nacional nos observa el mismísimo Darth Vader, construida en 1980 a partir de un concurso de escultura decorativa patrocinado por la revista National Geographic World.

Darth Vader en la catedral nacional de Washington
Darth Vader en la catedral nacional de Washington FOTO: Wikipedia