Elecciones Castilla y León

El PP confía en llegar a algún acuerdo antes del jueves

El PP mantiene abiertos todos los escenarios mientras el PSOE elige a Ana Sánchez como candidata a las Cortes y propone a Mañueco trabajar en un programa que aísle a Vox

El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), saluda al candidato de Soria ¡Ya!, Ángel Ceña, en su primera reunión
El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), saluda al candidato de Soria ¡Ya!, Ángel Ceña, en su primera reunión FOTO: NACHO GALLEGO EFE

El jueves se constituyen las Cortes de Castilla y León, lo que podría dar alguna pista en función de quien sea el presidente y la Mesa sobre el futuro Gobierno de la Comunidad.

Pero mientras llega este día, el Partido Popular prosigue con la segunda fase de las negociaciones para intentar llegar a un acuerdo, sobre todo programático, que permita a Fernández Mañueco ser investido presidente y gobernar en solitario, como es su deseo, pese a que los números no le dan y necesita de la abstención del PSOE o de Vox, con esta hoja de ruta para toda la legislatura pactada con quien quiera sumarse.

Los populares aseguran que han mantenido contactos con las formaciones que ve más posibilidades de lograr algún acuerdo desde este fin de semana pasado, como son Soria ¡Ya! y Vox, de manera discreta y sin que haya trascendido nada.

El miembro del equipo negociador de Mañueco avanza que seguirán reuniéndose estos días que restan hasta la constitución e la Cámara autonómica con el ánimo de alcanzar algún tipo de acuerdo, ya sea para la Mesa de las Cortes o de gobernabilidad en la próxima legislatura.

Tal y como están las cosas, a día de hoy, todo es una incógnita y cualquier escenario es posible, aunque en el PP nacional asumen que la opción más viable es la de pactar con Vox. De hecho, el portavoz nacional de este partido, Jorge Buxadé, decía este lunes que las negociaciones «están muy vivas» y confiaba en que puedan llegar a buen término.

Si bien, Mañueco insiste en que tiene las manos libres y la mente abierta para explorar todas las posibilidades, y en el Partido Popular recuerdan también al PSOE que en el País Vasco los populares facilitaron con su abstención que Patxi López fuera lehendakari.

En cuanto a las Cortes, el PP va a presentar un candidato aunque se desconoce su nombre, al igual que Vox, que aunque no ha dicho aún si lo va a presentar y quien sería, ha dejado clara su intención de presidir el Legislativo. Los de García-Gallardo aseguran que quieren el mismo trato que a Ciudadanos la pasada legislatura y lo defenderán hasta el final.

Por el contrario, en el PSOE sí que se sabe que será la zamorana Ana Sánchez la elegida. Responsabilidad a la que aspirará por segunda vez tras su candidatura de 2019, que no salió adelante por el pacto del PP con Cs. El líder socialista Luis Tudanca pedía a las formaciones minoritarias, especialmente Soria ¡Ya! y la Unión del Pueblo Leonés, que han logrado tres escaños cada una, que apoyen a su candidata . Y es que si el PP logra el apoyo de alguna de ellas tendría la presidencia de la Cámara siempre que se abstenga Vox.

El leonesista Luis Mariano Santos ha dicho que no apoyará a ningún candidato y se abstendrá molesto por no haberse reunido con nadie, y Cs no lo desvelará hasta el jueves aunque su objetivo es que Vox no presida la Cámara.

Tudanca tampoco parece dispuesto a abstenerse para favorecer la investidura de Mañueco a cambio de que sea la socialista quien presida las Cortes. «No se trata de cambiar cargos sino que Vox no tenga capacidad de decisión», decía, mientras proponía al PP trabajar en un acuerdo programático «para aislar» a los de Abascal.