Airbnb encarece hasta un 19% la venta de pisos en Barcelona y un 7% el alquiler

Un estudio relaciona el crecimiento de los precios de la vivienda con el auge de las plataformas de alquiler turístico

La popular plataformade alquiler de habitaciones y pisos turísticos, Airbnb, cuenta en la actualidad con unos 18.000 ofertas en Barcelona, según la plataforma InsideAirbnb. Esta cifra, pese a los esfuerzos del Ayuntamiento, se ha mantenido más o menos invariable a lo largo de los últimos años. A este compañía se le suele culpar de todos los males que azotan a las ciudades turísticas en nuestros días. Pero, ¿cuánto hay de mito y cuánto de realidad? Para responder a esta pregunta la UB y la UAB han publicado un informe en el que intentan arrojar un poco de luz sobre la polémica. Y las conclusiones son demoledoras.

De acuerdo con esta investigación, en los barrios más turísticos de Barcelona, ​​que concentran más oferta de viviendas en Airbnb, los precios de compra se han encarecido un 19% y los alquileres, un 7%. En el otro extremo, en los barrios menos turísticos con una penetración media de Airbnb, el estudio concluye que los precios de compraventa de viviendas se han encarecido un 5,3%, mientras que los de alquiler lo han hecho, en promedio, un 1,9%.

El estudio pionero en Europa, titulado «¿Las plataformas de alquiler afectan al mercado de la vivienda? Evidencias de Airbnb en Barcelona», firmado por Miquel-Àngel Garcia-López (profesor de la UAB), Jordi Jofre-Monseny (profesor de la UB), Rodrigo Martínez-Mazza (estudiante de Doctorado de la UB) y Mariona Segú (estudiante de Doctorado en la Université Paris Sud), resume que la presión que ejerce la plataforma sobre los precios en Barcelona es similar la que recogen otros informes similares pero con ciudades de Estados Unidos en el foco.

«Las plataformas de alquiler a corto plazo como Airbnb empeoran el problema de asequibilidad de la vivienda en ciudades como Barcelona donde el turismo es muy importante y la diferencia de rentabilidad entre alquileres cortos y de larga duración es alta», concretamente tres veces más rentable, sostiene el artículo. La investigación divide la ciudad condal en 220 pequeños barrios con una densidad media de población de 7.000 habitantes y controla toda una serie de variables como la demografía, la gentrificación y la cercanía a puntos turísticos para evitar que impacten en el análisis.

Rentabilidad

En esta línea, el estudio señala que en 2015 el precio del alquiler a largo plazo en la ciudad era de 11 euros por noche, mientras que el mismo año el precio a Airbnb era de 71 euros por noche. En otras palabras, en Barcelona los propietarios ingresan más dinero si alquilan una vivienda a turistas que si lo hacen a través de contratos de larga duración.

Así, la investigación muestra que «la actividad de Airbnb ha resultado en incremento del precio de la vivienda y del alquiler, siendo los efectos mayores en los casos de compraventa». Concretamente, por cada 54 anuncios activos de Airbnb en un barrio (la media de actividad en 2016), los alquileres se encarecen un 1,9% (según los datos de oferta ofrecidos por Idealista), mientras que el precio de las compraventas repunta más del doble, un 5,3% (en base a los datos del Impuestos de Transmisiones Patrimoniales).

No obstante, el estudio recalca que en las zonas más turísticas de la ciudad (en barrios como el Gótico, el Raval, El Born o Poble Sec, entre otros), el impacto de Airbnb es mucho más significativo: en esas áreas, que concentran una media de 200 anuncios activos, el precio de los alquileres repunta un 7% mientras que el de las compraventas un 19%.