Colau se alía con el independentismo para retirar la medalla de oro de Barcelona a Don Juan Carlos I

División interna en el partido de la alcaldesa, que se ha acabado absteniendo en la votación impulsada por Esquerra y JxCat en el Ayuntamiento, que también reprueba al Gobierno

Thumbnail

Ada Colau se ha aliado con Esquerra y JxCat para retirar la medalla de oro de Barcelona, así como el resto de títulos honoríficos y reconocimientos a Don Juan Carlos I. El grupo de la alcaldesa -Barcelona en Comú, la marca de Podemos en la capital catalana- se ha abstenido en la votación de una moción contra la Monarquía impulsada por los dos grupos independentistas que también reprueba al Gobierno por su “colaboración” en la marcha del Rey Emérito para “protegerle de la justicia suiza”.

De hecho, pese a que inicialmente parecía que la moción estaba destinada al fracaso porque, sobre el papel, no contaba con los apoyos necesarios, un giro inesperado de los acontecimientos ha cambiado el desenlace de la votación. Por un lado, ha estado la ausencia de Manuel Valls y Eva Parera (Barcelona pel Canvi), pero, por otro lado y más importante aún, ha estado el cambio de criterio a última hora de Podemos, que ha tenido una tensa reunión interna y ha decidido abstenerse en lugar de votar en contra, como estaba previsto.

Y es que Colau, en su intervención en el pleno, se ha mostrado crítica con la iniciativa porque de los siete puntos consideraba que uno debía ser retirado: el que reprobaba al propio Gobierno de España, del que forma parte. Si bien, como viene siendo habitual, la presión del independentismo ha hecho mella entre sus filas y, en medio de la división interna y como guiño al separatismo, ha decidido pasar del voto en contra a la abstención. De hecho, la alcaldesa ha reprochado tanto a Esquerra como a JxCat hacer una “política triste”, “de poca monta” y que solo busca “criticar” y “tensionar” al Gobierno.

“Hasta ayer pedíamos que retiraran el punto de la reprobación, pero no han querido retirarlo porque su objetivo es reprobar al Gobierno central”, ha lamentado Colau, que ha puntualizado que, si ERC y JxCat hubieran aceptado su petición, hubieran votado a favor. Si bien, con su abstención ha permitido también que la moción prosperase. El pleno está compuesto por 41 concejales, de los cuales Podemos (10) y PSC (8) suman 18, mientras que Esquerra (10) y JxCat (5). Ciudadanos tiene tres; el PP, dos; y, Barcelona pel Canvi, dos.

El primer teniente de alcaldía y líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, ha criticado la moción porque considera que la ciudadanía espera ahora otro tipo de propuestas relacionadas con la crisis del coronavirus, pero ha advertido que la iniciativa, sobre todo, tiene como objetivo “desgastar” al Gobierno. Además, también ha recordado que Barcelona no tiene competencias sobre algunos puntos que incluye la moción.

Collboni, que ha asegurado que el PSC “condena cualquier comportamiento ilícito” y ha pedido que la Justicia “actúe con todas las consecuencias”, también ha querido desligar la figura de Don Juan Carlos I de la Monarquía como institución. “No es una cuestión de una institución, sino de una persona. Es como poner en duda a la Generalitat por Pujol. Por cierto, sus herederos son los que hoy nos dan lecciones de todo tipo y gobiernan con ERC”, en alusión a JxCat.

La moción, además de retirar la medalla de oro de la ciudad a Don Juan Carlos I y reprobar al Gobierno, también contiene otros cinco puntos: constatar que la monarquía española es sucesora del régimen franquista, según la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de julio del 1946; exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, todas las explicaciones “necesarias”; instar al Gobierno y al Congreso a poder investigar la “corrupción” de la Monarquía y retirar los privilegios de Juan Carlos I; reafirmar el derecho de autodeterminación de Cataluña; y, dar cuenta a la Unión Europeo de los acuerdos adoptados en el pleno.

En defensa de la moción, el líder de ERC, Ernest Maragall, ha cargado la “burda operación de camuflaje” de la marcha del rey emérito por parte del Gobierno y ha tachado a Don Juan Carlos I de “parásito” de la sociedad. Elsa Artadi (JxCat) ha acusado de “encubrimiento de la corrupción” al ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y ha considerado que su marcha es una declaración de culpabilidad.

El líder del PP en Barcelona, Óscar Ramírez, ha considerado una “vergüenza” que con la pandemia y otros problemas que preocupan a los barceloneses, como la inseguridad o los narcopisos, se plantee un debate estéril que lo “único que pretende es atacar a las instituciones del Estado”. “Exigimos tanto a Torra como a la alcaldesa Colau que no se laven las manos frente un problema tan importante que preocupa a los ciudadanos como es la vuelta al cole y no levantando cortinas de humo con debates estériles para atacar a la monarquía y al Rey”, ha asegurado, en alusión a una de las cuestiones candentes como es la vuelta al cole.

La portavoz de Ciudadanos, Luz Guilarte, ha criticado que el pleno es una “performance” de JxCat para “tapar la corrupción del partido del cual son herederos directos”. “Votaremos en contra de esta performance porque no nos encontrarán alimentando montajes ni estupideces”, ha dicho Guilarte.

Barcelona pel Canvi ha decidido ausentarse del pleno como protesta por su celebración ya que considera que es “contrario a derecho” y a los “intereses de los barceloneses”.