El Govern niega que Madí y Vendrell tengan influencia y esquiva abrir una investigación interna

La portavoz Meritxell Budó ha evitado contestar las informaciones publicadas del sumario sobre una comida entre el exconsejero de ERC y la titular de Salud

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha negado este martes que David Madí y Xavier Vendrell, investigados por la Guardia Civil en el marco de la operación Volhov, influyan en el Govern y ha derivado a la titular de Salud, Alba Vergés, las explicaciones sobre sus contactos. Tras la reunión semanal del Govern, Budó ha rehusado comentar las informaciones que han aparecido a raíz de la investigación sobre un presunto desvío de fondos públicos al expresident Carles Puigdemont, en una causa que la semana pasada comportó la detención de varios empresarios que fueron miembros del “estado mayor del procés”.

Un informe remitido por la Guardia Civil al juez señala que Madí y Vendrell, empresarios y excargos de CDC y ERC, se asociaron para sacar adelante un proyecto de compra de test de COVID-19 utilizando presuntamente sus contactos en el Govern: “Es un negocio redondo, a través de la contratación directa”, comentaron.

Preguntada por una comida discreta que mantuvieron Vendrell y Vergés adelantada por eldiario.es, Budó ha evitado pronunciarse: “Sobre comidas privadas, se le tendría que preguntar a la persona afectada. Desconozco con quién comen o cenan mis compañeros de Govern. No me toca a mí responder”. “Desconozco las circunstancias de esa comida, no es a mí a quien le corresponde responder”, ha dicho Budó, la consellera con mayor rango de JxCat, derivando así a Vergés, de ERC, las explicaciones sobre una eventual infracción por ese contacto con Vendrell.

En la reunión del gobierno de la Generalitat, en cualquier caso, “nadie le ha pedido” a Vergés explicaciones por sus contactos con Vendrell, ha asegurado Budó.

Lo que sí ha recalcado es que Madí y Vendrell “no influyen” en la toma de decisiones del Govern y que ella no tiene “constancia” de que alguna actuación “se haya hecho fuera de los procedimientos establecidos”. Budó ha expresado su “confianza en los servidores públicos” y ha indicado que por ahora el Govern no se plantea “ningún tipo de investigación” interna para esclarecer los hechos.

“El sumario es secreto, cuando tengamos más información podremos definir de qué manera debe actuar el Govern”, ha afirmado Budó, que ha añadido que las informaciones sobre esta investigación de la Guardia Civil apuntan, a su juicio, a “un relato para seguir criminalizando al independentismo”.