Cataluña mantiene la puerta abierta a rebajar las restricciones a partir de esta semana

La decisión se tomará entre mañana y el viernes y la portavoz de la Generalitat asegura que las medidas “no estarán ningún día más de lo necesario”

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática.Servicio Ilustrado (Automático) GENERALITAT

“Las medidas (restricciones) no estarán ningún día más de lo necesario”. Con estas palabras, la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha mostrado la voluntad del Govern por permitir la reapertura de aquellos sectores económicos cerrados -bares, restaurantes, centros de belleza o gimnasios- de forma lo más inmediata posible, aunque también ha dejado claro que las decisiones se tomarán en función de lo que recomienden las autoridades sanitarias. Budó ha explicado que entre mañana y el viernes se dará a conocer si se prorrogan las restricciones o se empiezan a flexibilizar.

En este sentido, después de que ayer la conselleria de Salud, en manos de Esquerra, apostara por mantener 15 días más todas las restricciones, hoy Budó (JxCat) ha querido dejar claro que todavía no le consta que la decisión esté tomada. La decisión la tomará el Procicat en función de lo que recomienden las autoridades sanitarias. Lo cierto es que aquí también se vuelven a manifestar las diferencias entre socios de gobierno: mientras JxCat es más favorables a la reapertura de bares y restaurantes, Esquerra es mucho más conservadora y prefiere evitar riesgos.

“Lo que está claro es que la flexibilización de las medidas debe ser lenta”, ha matizado Budó, en referencia en que, en ningún caso, la reapertura sería completa. De hecho, ha explicado que trabajarán con todos los sectores afectados para ver qué medidas se pueden tomar para que se mantenga la seguridad y se evite que los contagios crezcan de nuevo. La presión de los restauradores sobre la Generalitat empieza a crecer notablemente y la comparación con la Comunidad de Madrid -donde bares y restaurantes siguen abiertos y la situación de la epidemia mejora- también influye.

La situación epidemiológica, en todo caso, ha mejorado en Cataluña en el último mes a raíz de las primeras medidas decretadas -cierre de bares y restaurantes y centros de belleza desde el 16 de octubre-. La Rt lleva ya más de una semana por debajo -es decir, la pandemia remite- y la incidencia acumulada a 14 días (736) y el riesgo de rebrote están en descenso (633).

“Esta semana se están acabando de valorar todas las medidas”, ha dicho Budó, en alusión que se está estudiando los indicadores. Lo cierto es que, pese a que los contagios han empezado a descender, no lo están haciendo de forma tan acelerada como para que la situación mejore. La investigadora Clara Prats pronosticó que si la Rt se mantiene en 0,9, la desescalada tardaría dos meses; si baja a 0,8, sería un mes; si baja a 0,7, tardaría dos semanas. La Rt mide la velocidad de propagación del virus: es decir, ahora, situada en 0,9, significa que de cada 100 contagios, se infectan 90 personas.