¿Puede Borràs quedar fuera de los debates de TV3?

La JEC lo deja claro: los derechos electorales de 2017 son del PDeCAT y no de Junts

La candidata a la Presidencia de la Generalitat del partido de JxCat, Laura Borràs, interviene en un encuentro Digital de Europa Press
La candidata a la Presidencia de la Generalitat del partido de JxCat, Laura Borràs, interviene en un encuentro Digital de Europa PressKike Rincón Europa Press

Nuevo giro en la agitada precampaña electoral catalana, protagonizada por los fichajes estrella –véase Lorena Roldán (PP) o Salvador Illa (PSC)– y los efectos de la tercera oleada de la pandemia. Ahora ha sido el PDeCAT quien ha dado la sorpresa en otro terreno: a apenas un mes de los comicios, la Junta Electoral Central (JEC) reconoce al partido postconvergente todos los derechos electorales de JxCat para las elecciones catalanas.

Una decisión que implica que el PDeCAT disfrute de los espacios gratuitos de propaganda electoral y los minutos de informativos en medios públicos -TVE y TV3, principalmente, además de sus emisoras radiofónicas- que corresponden a JxCat, que fue la primera formación independentista en 2017, por delante de ERC y de la CUP. También tendrá derecho a un adelanto de subvenciones electorales, si lo solicita.

En cambio, el nuevo partido de Junts, con el propio Carles Puigdemont y Laura Borràs a la cabeza, se tendrá que conformar con el tratamiento reservado a las formaciones sin presencia en el Parlament, que supone una presencia inferior en medios públicos, como también le ocurre a Vox. Sin embargo, aún está por ver cómo afectará esta decisión a la práctica ya que la dirección de los medios públicos catalanes, TV3 y Catalunya Ràdio, prepara desde hace semanas un plan de cobertura para el 14-F sin bloques electorales –espacios de noticias cronometrados en función de la representación parlamentaria de cada partido– bajo criterios «de pluralismo y servicio público», como confirmó su presidenta, Núria Llorach, en una intervención parlamentaria reciente. También queda por saber si Borràs estará en sus debates –igual que Ignacio Garriga (Vox)– inicialmente reservados para formaciones del Parlament.

En concreto, la resolución de la JEC recuerda que la coalición electoral Junts per Catalunya (JxCat) que se acreditó para los comicios de 2017 sólo tenía dos socios: Convergència (CDC), que ya ha comunicado que ahora no se presenta, y el PDeCAT, que sí concurre con la exconsellera Angels Chacón como candidata a la Generalitat. En su resolución, recogida por Europa Press, la JEC admite que para estos comicios del 14 de febrero «se ha acreditado un partido político con la misma denominación que tuvo la coalición Junts per Catalunya en 2017», la que encabezan Carles Puigdemont y Laura Borràs, pero «esta circunstancia no afecta a la referida coalición electoral que estuvo integrada únicamente por los dos partidos políticos indicados».

En ese contexto, y siempre que se confirme que CDC no se presenta, algo imposible ya que no existe ni como partido, «la aplicación de la doctrina de la Junta Electoral Central lleva a reconocer que los derechos derivados del ordenamiento electoral que pudieran corresponder a la coalición electoral presentada en las elecciones al Parlament de Catalunya de 2017 con la denominación Junts per Catalunya, deberán corresponder al Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT), al ser la única formación política de aquella coalición electoral que se presenta a este proceso electoral».

La formación postconvergente, que lucha por entrar en el Parlament con un diputado de la mano de Àngels Chacón, celebró ayer una noticia que podría suponer un importante espaldarazo de cara a la campaña que empezará el próximo 29 de enero. En un acto en Tarragona, Chacón ha explicado que el PDeCAT solo busca «defender sus derechos», aunque no entró a valorar si JxCat debe participar en los debates electorales en los medios públicos: «No pretendemos actuar contra nadie, pero sí defender lo que nos corresponde».