Puigdemont entra en precampaña, llama a “plantar cara” al Estado y a “ganar”

JxCat desdeña la propuesta de ERC de incorporar en un hipotético Ejecutivo a los comunes, la CUP y el PDeCAT

Laura Borràs interviene ante la presencia de Carles Puigdemont por videoconferencia
Laura Borràs interviene ante la presencia de Carles Puigdemont por videoconferenciaJXCATJXCAT

Carles Puigdemont ha entrado en precampaña después de días en un segundo plano, cediendo el protagonismo y los focos a la candidata de JxCat a la Generalitat, Laura Borràs, tras las primarias del partido. Hoy, coincidiendo con el quinto aniversario de su elección como president en el Parlament, el dirigente ha protagonizado una comparecencia ante los principales cuadros postconvergentes en la que ha reivindicado sus victorias en las elecciones catalanas de 2017 y las europeas de 2019, ha asegurado que la no extradición del exconsejero Lluís Puig da validez a su llamamiento de “plantar cara” al Estado de una forma “inteligente” y ha pedido “ganar” en las urnas.

Puigdemont ha iniciado su discurso con las ya habituales críticas contra el Estado para calificar de “victoria” la sentencia de la justicia belga, que rechazó este jueves la extradición de Puig, al considerar que esto “cierra un capítulo de persecución política porque ahora ya no podrán extraditarnos y lo saben”. Una circunstancia que a su juicio es la “confirmación” de la estrategia de “plantar cara al Estado de una manera realista pero con la máxima ambición”.

Tras este primer capítulo, el expresident no sólo ha recordado las victorias de su formación en las urnas -la de 2017 frente a ERC en su particular batalla interna- sino que también ha hecho referencia al 1-O y ha pedido “recordar de dónde venimos” y “no dar nada por amortizado” para seguir apostando por la “república catalana”. También ha subrayado que JxCat no ha desacreditado ni ha esparcido “falsedades” de sus adversarios y ha reclamado “no caer en provocaciones” ni dar “cuerda” a “las campañas sucias que algunos auguran”. “Nosotros no hemos ido al exilio ni a la prisión para morder a otros independentistas”, ha zanjado en este sentido, sin dar más explicaciones.

Tras asegurar que la propuesta del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos es la “autonomía monárquica” -y volver a hacer una breve referencia al Rey por el discurso del 3-O-, Puigdemont ha reivindicado el papel de JxCat: “Nosotros siempre hablamos claro. Denunciamos siempre la complicidad del Gobierno español, se llame como se llame, lleve la etiqueta que lleve, con la represión. ¿O es qué ha cambiado alguna cosa? No ha cambiado nada”, ha asegurado.

Otro de los ejes del discurso de JxCat, en este caso de la presidenciable Laura Borràs, ha sido desdeñar la propuesta de ERC de conformar un hipotético Ejecutivo tras las elecciones junto a los comunes, la CUP y el PDeCAT, además de republicanos y postconvergentes. “Pactar con partidos no independentistas es legítimo, pero es evidente que nos aleja de la independencia y nos condena a no salir de la Cataluña autonómica”. Preguntaros qué Gobierno quieren en Madrid y sabréis qué Gobierno nos acerca a la independencia”, ha asegurado. Después de insistir en que “hay otros partidos independentistas que tienen otras preferencias”, se ha autoerigido en garante de que no haya tripartito en Cataluña, en clara alusión a ERC.

Las palabras de Laura Borràs han llegado después de que el vicepresidente de la Generalitat y candidato de Esquerra a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, haya insistido en la creación de un pacto postelectoral entre los republicanos, JxCat, comuns y la CUP, algo que “no debería ser imposible”, según él.

En un artículo de opinión en ‘La Humanitat’ recogido este domingo por Europa Press, Aragonès ha calificado de la propuesta de compleja y atrevida, pero ha defendido que las cuatro fuerzas deben llegar a consensos sobre los dos puntos que considera que marcaran la próxima legislatura: la reconstrucción tras la crisis del Covid-19 y el “conflicto político” en Cataluña.