Cataluña reabrirá el ocio nocturno el 21 de junio

La patronal de los restauradores nocturnos y la Generalitat han celebrado una reunión para acordar la desescalada del sector

El ensayo en Stiges el pasado mayo donde 400 personas pudieron celebrar una noche como antes de la pandemia. EFE/Alejandro García
El ensayo en Stiges el pasado mayo donde 400 personas pudieron celebrar una noche como antes de la pandemia. EFE/Alejandro GarcíaAlejandro GarciaEFE

Luz verde a la reapertura del ocio nocturno catalán. Tras más de un año en el dique seco y haber intentado todo lo posible, la Generalitat tras una reunión con la patronal de los restauradores nocturnos va a permitir la reapertura para un sector que ha pasado grandes penurias en el último año. Todo ello gracias a que el gobierno central reculó y dejó en manos de las comunidades autónomas los planes de desescalada nocturna tras una semana de fuertes encontronazos entre comunidades. Por fin, tras mucho tiempo, el ocio nocturno catalán volverá a abrir el 21 de junio con el visto bueno de la conselleria de salud que aceptó tras la reunión celebrada ayer, las peticiones del sector y permitirá la reapertura, con restricciones, eso sí.

La reunión, entre restauradores, protección civil y la Generalitat se ha desarrollado tras las insistencias del ocio nocturno de acelerar la reapertura para evitar un gran descontrol en San Juan. La patronal siempre ha defendido siempre que el ocio nocturno conseguiría paliar las aglomeraciones que se dan cada fin de semana en ciudades como Barcelona que desaloja más de 10 mil personas cada viernes y sábado. Aunque la expectativa son muy altas por parte del sector y de los ciudadanos, las autoridades han puesto una serie de restricciones si el ocio nocturno quiere volver a abrir el lunes 21.

Los locales deberán registrar las personas que entran y guardar durante un mes el registro, mantener el aforo interior al 50%, posibilitar el baile en pista con mascarilla y abrir hasta las 3.30 horas. La aprobación de la propuesta queda pendiente de que sea valorada por el Procicat y se revisarán según la evolución de la situación epidemiológica. Aunque en las últimas semanas los datos se mantienen a la baja, no lo hacen de forma abrupta y está siendo una bajada lenta que ha llevado a la Generalitat a no tener prisa por reabrir el sector.

Fecasarm ha celebrado la propuesta, que permitirá a los locales abrir tras 15 meses de cierre obligado, aunque ha pedido que se adelante la reapertura. El presidente de la entidad, David López, ha explicado que ha presentado una petición para mejorar el horario y el aforo de los locales que tengan un protocolo que incluya test de antígenos previos y códigos QR.

Esta nueva noticia supone un giro radical a la realidad del sector tras el rechazo de la justicia esta misma semana a los restauradores nocturnos del miércoles. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) rechazó de nuevo la petición de la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) para reabrir el ocio nocturno, suspendiendo la resolución del Govern que ordenó cerrarlo por la pandemia de Covid-19.

La decisión del TSJC llegó tras la petición de la patronal a la Generalitat de hacer un frente común con Ayuso para poder tener posibilidades de abrir. Fecasarm pidió al nuevo ejecutivo de la Generalitat, con Pere Aragonès al frente, que presentase ante la Audiencia Nacional un recurso para que en Cataluña se produjese la misma situación que en la Comunidad de Madrid. Para su secretario general, Joaquim Boadas, el nuevo gobierno catalán debe mover ficha porque “en su día ya apoyamos a la Generalitat en su acusación de que las medidas aprobadas por el Estado invadían competencias exclusivas de las comunidades y ahora la Audiencia Nacional se ha pronunciado en el mismo sentido de lo que argumentábamos” ha expuesto en un comunicado.