El ex líder de Vox en Lleida pasará 14 años en la cárcel por abusos sexuales a discapacitados

El TSJC considera probado que José Antonio Ortiz Cambray ofreció dinero a dos hombres a cambio de servicios

José Antonio Ortiz Cambray, a la izquierda, a su llegada a los juzgados de Lleida, acompañado de un testigo EUROPA PRESS
José Antonio Ortiz Cambray, a la izquierda, a su llegada a los juzgados de Lleida, acompañado de un testigo EUROPA PRESS FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Lleida que condenó a 14 años y 3 meses de cárcel al ex líder de Vox en Lleida José Antonio Ortiz Cambray por abusar sexualmente de dos hombres con discapacidad, tras considerar probado que les ofrecía dinero a cambio de diferentes actos sexuales.

El TSJC ha acordado que “no ha lugar al recurso de apelación” interpuesto por el condenado contra la sentencia que la Audiencia de Lleida dictó el 23 de diciembre de 2020, ha informado el TSJC en un comunicado este martes.

La Audiencia de Lleida condenó a Ortiz Cambray a ocho años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a personas con discapacidad; dos penas de dos años y medio de cárcel cada una por sendos delitos de corrupción de personas con discapacidad y otra pena de un año y tres meses de cárcel por un delito de pornografía con uso de personas con discapacidad.

La sentencia señala que Ortiz Cambray deberá indemnizar a una de las víctimas con 15.000 euros y a otra con 5.000 euros por los daños causados.

Dos semanas después de la sentencia, la Audiencia de Lleida acordó mantener en libertad provisional al exlíder de Vox en Lleida, por no ser firme porque estaba pendiente de recurso.

Ortiz Cambray fue detenido en el concesionario de vehículos de Lleida en el que trabajaba a principios de marzo de 2019, después de que la Fundación Alosa de Lleida, que tutela a las dos víctimas, descubriera los mensajes por WhatsApp entre él y uno de los discapacitados y lo denunciara en la comisaría de los Mossos d’Esquadra.

El exlíder de Vox estuvo en prisión preventiva hasta un mes antes del juicio, y salió de la cárcel tras pagar 6.000 euros de fianza.

Después de su detención, el partido suspendió la militancia de José Antonio Ortiz Cambray y aseguró que no ocupaba ningún cargo de responsabilidad dentro de la formación.

En el juicio, juró “por Dios y por la memoria” de sus padres, que no tuvo encuentros sexuales físicos con una de las supuestas víctimas.

José Antonio Ortiz Cambray explico que pagó dinero por fotos y vídeos de índole sexual y que fueron ambos hombres los que le ofrecían las imágenes.

El ex líder de Vox estuvo en prisión preventiva hasta el pasado mes de octubre, cuando salió de la cárcel tras pagar una fianza de 6.000 euros. El día del juicio, minutos antes de que Ortiz Cambray entrara en el juzgado, un grupo del colectivo trans de Lleida desplegó una pancarta en la puerta del edificio judicial con el mensaje ‘José A. Ortiz, violador y fascista’. Días antes de que fuera detenido, Ortiz había presentado en la Fiscalía provincial de Lleida una denuncia por un presunto delito de odio por la aparición de muñecos ahorcados con las siglas de Cs, PP, PSC, Unidos Podemos y Vox, en la que él figuraba como “presidente de Vox Lleida”. Tras hacerse pública su detención, el partido suspendió su militancia y aseguró que no ocupaba ningún cargo de responsabilidad dentro de la formación.