Las muertes por la covid-19 se disparan en Cataluña con 58 más en un día

Los pacientes ingresados en las UCI siguen subiendo y alcanzan los 535

Un paciente ingresado por covid-19 en una UCI de un hospital catalán. EFE/Marta Perez
Un paciente ingresado por covid-19 en una UCI de un hospital catalán. EFE/Marta Perez FOTO: Marta Perez EFE

Cataluña ha registrado hasta este martes 882.869 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia --817.954 con una prueba PCR o test de antígenos--, 5.492 más que en el recuento del lunes, informa la conselleria de Salud.

El total de fallecidos se sitúa en 22.490, 58 más que los registrados el lunes: 14.343 en hospital o centro sociosanitario, 4.576 en residencia, 1.197 en domicilio y 2.374 que no son clasificables por falta de información. Destaca el hecho de que en el anterior balance, el número de decesos era menos de la mitad, 23.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 2.237, que son dos más que en el último recuento.

Un total de 535 pacientes se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) de centros públicos y privados, 25 más que en el último recuento: de ellos 289 necesitan ventilación invasiva (intubación), 16 oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) y 230 apoyo no invasivo sin intubación.

La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) baja a 0,88 y el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR se sitúa en 18,20%, mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 1.136,95 por cada 100.000 habitantes y la media de edad de los casos confirmados es de 33,01 años. La tasa del riesgo de rebrote ha bajado: el lunes alcanzaba un nivel de 1.038 y 24 horas después se sitúa en 976.

Cataluña ha administrado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a un total de 4.928.817 personas desde que empezó la campaña de vacunación, de los que 4.364.693 ya tienen la pauta completa: 19.403 personas han recibido la primera dosis en las últimas 24 horas.

En porcentajes, el 62,6% de la población catalana está vacunada con al menos una dosis de la vacuna, mientras que un 55,5% ya tiene la pauta completa de la vacunación.

Por su parte, el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha instado a trabajar para que el certificado Covid “no sea discriminatorio”, y en este sentido ha recordado que aún queda mucha población por vacunar en Cataluña.

“Está en el horizonte del Govern plantearlo. Hay una regulación que tiene que prepararse. No se puede utilizar el certificado digital Covid tal como está en estos momentos, porque es un certificado planteado desde la UE para los viajes y si quieres aplicarlo en otros entornos has de tener esta transposición”, ha explicado este martes en una entrevista del diario ‘Ara’.

Respecto al proceso de vacunación, ha dicho que aún queda un millón de personas de entre 18 y 29 años por vacunar y prevé que lo estén a principios de septiembre, y a partir de entonces se empezará a vacunar a los adolescentes.

Para el próximo curso escolar espera “un año similar al pasado” y ha avisado de que en 2022 claramente aún habrá pandemia, en sus palabras.

Después de que Cataluña ha restringido toda su capacidad asistencial para actividad urgente y covid, ha alertado de que la pandemia ha acortado la esperanza de vida un año y medio y que en unos meses habrá muchas enfermedades no detectadas a tiempo.

Ha señalado que hasta la primera semana de agosto crecerá el número de ingresados por coronavirus en UCI, y ha descartado que el Govern aplique restricciones más severas: “Si las cosas empeorasen mucho, evidentemente se tendrían que plantear todas las situaciones posibles, pero en estos momentos creo que es poco probable”.

También prevé todavía diez días de “mucha tensión” en los hospitales y centros de atención primaria por el impacto de la quinta ola de la pandemia de coronaviurs.

Ha recordado que Cataluña ha alcanzado el pico de contagios de la quinta ola y que está bajando el número de infectados pero también que en las unidades de cuidados intensivos (UCI) todavía quedan al menos diez días “de mucha complicación” para iniciar un descenso en la cifra de ingresados.