Cataluña aprovecha la “Ley Celaá” para no renovar el concierto a las escuelas que segregan por sexo

La consellería de Educación retirará 15 millones de euros en ayudas públicas a 11 colegios

Un millón y medio de alumnos catalanes vuelven al cole con dudas por la COVID
Varios niños llegan a su aula de la Escola Catalonia de Barcelona.Enric FontcubertaEFE

La Generalitat ha aprovechado la nueva Ley educativa, bautizada como LOMLOE o Ley Celaá (en referencia a la anterior Ministra de Educación), para dejar de renovar los conciertos a los centros educativos que segregan por sexo. En total, son once, dos de bachillerato y nueve de secundaria y afectará a 143 grupos y casi 4.000 alumnos. En concreto, la Generalitat retirará 15 millones de euros en ayudas públicas a estas escuelas.

Los colegios referidos son el Canigó de Barcelona, Bell-lloc del Pla de Girona, Les Alzines de Girona, Pineda de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Xaloc de L’Hospitalet de Llobregat, Institució Lleida, Campjoliu de L’Arboç (Tarragona), Institució Tarragona de Reus (Tarragona), La Vall de Sabadell (Barcelona), La Farga de Sant Cugat y Viaró de Sant Cugat (Barcelona).

Lo cierto es que la conselleria de Educación ya intentó hacer lo mismo con las escuelas de primaria hace un año, pero un recurso de los centros perjudicados ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) lo detuvo. El TSJC aplicó medidas cautelares (noviembre de 2020) y, probablemente, tumbe la decisión de la Generalitat porque en 2020 estaba aún en vigor la LOMCE, ley educativa anterior aprobada por el PP en 2013 que sí preveía la financiación de los centros concertados. Los conciertos en la primaria se renuevan cada seis años y, por tanto, con toda probabilidad se mantendrán hasta el curso 2026-2027.

En cambio, ahora que toca renovar los conciertos de infantil, secundaria y postobligatoria (bachillerato y Formación Profesional), el Govern tiene el amparo de la LOMLOE, que, en la disposición adicional 25, habilita legalmente para la retirada de las ayudas públicas a escuelas que segreguen por sexo. “Los centros sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos desarrollarán el principio de coeducación en todas las etapas educativas, de conformidad con lo dispuesto por la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y no separarán al alumnado por su género”, estipula la norma.

Si bien, más allá de la reforma legal aprobada con la LOMLOE en diciembre de 2020, habrá que ver cuándo se pronuncia el Tribunal Constitucional porque la Ley educativa está recurrida y porque en 2018 desestimó el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PSOE contra la LOMCE, en el que recurría, entre otros aspectos, los conciertos educativos con centros de educación diferenciada por entender que discriminan a los alumnos por razón de sexo.

“Desde Educación seguiremos determinados hasta que no haya ningún tipo de discriminación. La escuela tiene que estar libre de cualquier tipo de segregación”, ha afirmado el conseller de Educación, Josep González-Cambray. Cambray ha explicado que ya han informado al respecto a la patronal Fapel y considera que tienen cobertura y el aval jurídico para hacerlo, aunque prevé que tengan que acudir de nuevo a los tribunales porque se interpondrá un recurso. También cabe puntualizar que lo de hoy es una declaración política porque este tipo de decisiones no se materializan hasta febrero o marzo. Por tanto, quedan unos meses por delante, en los que pueden acabar cambiando algunas cosas.

Cambray ha explicado que, con la aprobación de la LOMLOE, consideran que es muy probable que los jueces acaben dando la razón a la Generalitat y ya no se tengan que renovar los conciertos, uno de los compromisos de Esquerra. “Respondemos a una demanda social. La semana pasada, el pleno del Parlament ordenó retirar el concierto a los que segregan por sexo, salvo PP, Cs y Vox”, ha expuesto el conseller, que también ha citado una encuesta del Centro de Estudios de Opinión que arroja que un 85,1% de los catalanes están en contra de las escuelas que segregan por sexo.

La concertada siempre ha sido una cuestión que ha despertado mucha polémica en Cataluña. Hasta ahora, había contado con el fuerte apoyo de Convergència i Unió y PP, pero la implosión del espacio convergente y su evolución hacia JxCat le ha hecho replantearse su posición en este asunto hasta el punto de ceder y alinearse con Esquerra, CUP o Podemos, partidos que siempre han rechazado dar dinero público a la concertada.