Historia

El primer historiador que dijo que Colón era catalán

El peruano Luis Ulloa publicó en 1927 un controvertido trabajo sobre los orígenes del almirante

Ada Colau estudia contextualizar la estatua de Colón, pero no retirarla
Vista de la estatua de Colón situada al final de las Ramblas de Barcelona FOTO: Alejandro García EFE

En 1927 aparecía un libro condenado a ser polémico desde el primer momento. La Librairie Orientale et Américaine, situado en el Boulevard de Saint Germaine, la principal avenida del Barrio Latino de la capital francesa, ponía en venta un voluminoso trabajo de más de 400 páginas firmado por el peruano Luis Ulloa Cisneros y titulado “Christophe Colomb Catalan. La vraie Genèse de la découverte de l’Amérique”. Es decir, “Cristóbal Colón Catalán. La verdadera génesis del descubrimiento de América”. El ensayo acababa con la hipótesis de un Colón procedente de Génova y aseguraba que en realidad era catalán. Pero ¿quién era este Luis Ulloa Cisneros y cómo había llegado a esta hipótesis?

El historiador había nacido en Lima en 1869, siendo hijo de José Casimiro Ulloa, un político, periodista y una de las más importantes figuras de la medicina peruana de su tiempo; y Catalina Cisneros, la hermana del diplomático Luis Benjamín Cisneros. Pese a estudiar Ingeniería de Construcciones Civil y Minas, lo que le interesaba a Luis Ulloa era la Historia, el conocer más a fondo el pasado, algo en lo que se sumergió de manera autodidacta, a la vez que se dedicó también a construir una carrera literaria como poeta. Su capacidad como investigador llamó la atención del gobierno de su país que lo envió a Europa a la búsqueda de documentos con los que poder reconstruir la historia del Virreinato del Perú, hecho que lo llevó a pasar no poco tiempo en archivos franceses y españoles. El resultado de toda esa labor fue un trabajo que firmó junto con Víctor Manuel Maúrtua presentado oficialmente en 1909 y que sirvió para acabar con las aspiraciones territoriales de Bolivia.

Ya de vuelta en Perú, Ulloa empezó a convertirse en una firma frecuente en algunos periódicos, como “El Liberal”, del que se convirtió su director. Igualmente fue el responsable, entre 1914 y 1922, de la Biblioteca Nacional del Perú. Hombre de ideas liberales, formó parte del Comité de Propaganda Socialista, además de ayudar a varios sindicatos.

Pero en el interés por la Historia nunca menguó. En 1919 le llegó la oportunidad de regresar a Europa para profundizar en los estudios colombinos, lo que lo acabó llevando de nuevo a Francia y España, siendo en este último país dos archivos sus principales fuentes de información: el Nacional de Simancas, en Valladolid, y el de Indias, en Sevilla. El resultado de todo ese trabajo de obstinada investigación hoy forma parte de la Colección Bolivar Ulloa en el Archivo Central del Perú. Otra derivación de esas indagaciones fue el libro editado en 1927 en París y que ese mismo año aparecería en catalán en Barcelona de la mano de la Llibreria Catalònia y bajo el título “Cristòfor Colom fou català: La veritable gènesi del descobriment”. La Universitat de Barcelona, al tener conocimiento de este trabajo, lo invitó en numerosas ocasiones para que acudiera a sus aulas a dar conferencias sobre el tema.

La teoría de la catalanidad de Colón surgió de manera casual mientras Ulloa intentaba probar que el almirante era en realidad gallego, como lo eran varias generaciones de la familia Ulloa. El historiador planteaba que el descubridor de América en realidad tenía como apellido Colom, con m final. También se recordaba que el protagonista de esta historia no sabía escribir en catalán, además de exponer que la historiografía catalana de los siglos XVII y XVIII ya apuntaba a la catalanidad de lo sucedido en 1492. Luis Ulloa estaba convencido que Colom era un corsario catalán y que, en realidad, el peso de la aventura americana debía recaer en la Corona de Aragón y no en la de Castilla como se había dicho tradicionalmente.

Los planteamientos del historiador peruano conocieron al instante el rechazo de sus colegas españoles e italianos. En este sentido, el mismísimo Benito Mussolini pidió al Ayuntamiento de Génova que contestara a Ulloa con una publicación reivindicativa sobre la italianidad de Colón. El resultado fue “”Città di Genova – Cristoforo Colombo: Documenti e prove Della sua appartenenza a Genova”, publicado entre 1931 y 1934.

Luis Ulloa continuó defendiendo su teoría, asegurando que muchos documentos clave del tema se encontraban en los archivos de la Casa de Alba. El historiador murió en Barcelona el 10 de febrero de 1936. Está enterrado en el cementerio de Les Corts.