Conflicto laboral

La Generalitat ofrece 3.500 profesores más para evitar la huelga educativa en Cataluña

Los sindicatos se emplazan a una nueva reunión mañana con la consejería para discutir la oferta y dar una respuesta

Josep Gonzàlez Cambray, en el Parlament
Josep Gonzàlez Cambray, en el ParlamentEuropa Pressfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

El Departamento de Educación de la Generalitat ha aceptado que los docentes recuperen en enero del próximo año el horario que tenían antes de los recortes, una línea roja que mantenía varadas las negociaciones desde hace meses. Ahora bien, la oferta del conseller de Educación, Josep González-Cambray, está supeditada a que los sindicatos desconvoquen las huelgas previstas para el 7 y el 28 de septiembre. Los sindicatos darán mañana una respuesta.

Educación en cualquier caso, ha puesto sobre la mesa de negociación una partida de 170 millones de euros que permitiría contratar a más de 1.400 maestros y 2.000 profesores. Estas incorporaciones se canalizarían gracias a la reducción de una hora lectiva en todos los niveles -infantil, primaria, secundaria y bachillerato-. Con este aumento, las plantillas dejarían de realizar una hora lectiva semanal para dedicarse a tareas de coordinación. La propuesta acaba de darse a conocer a los sindicatos, a cinco días de que empiecen las clases de primaria, en una reunión de mediación en el Departamento de Trabajo que todavía está en marcha. En cualquier caso, si los representantes de maestros y profesores aceptan la oferta, los cambios no serán vigentes hasta enero de 2023. Si sigue adelante, los docentes harán 23 horas lectivas en primaria y 18 en secundaria.

Los principales sindicatos de educación reclamaban, precisamente, la retirada de una hora lectiva, la reducción de ratios más allá de P3 y acabar con los nuevos currículums y el decreto de plantillas. De entrada, Educación planteó reducir la hora lectiva en primaria este curso y en secundaria lo que viene, pero los sindicatos rechazaron la propuesta y mantuvieron las huelgas, con una primera jornada de movilizaciones coincidiendo con el inicio de las clases en secundaria, bachillerato y FP, el día 7.Las movilizaciones están convocadas conjuntamente por los siete sindicatos mayoritarios: USTEC, CCOO, Intersindical-CSC, Profesores de Secundaria, UGT, CGT y USOC. En la primera jornada de huelga, además del paro está prevista una concentración en el Parlament y, para la segunda, una manifestación en el centro de Barcelona. Hace tres semanas, Cambray, pidió a los sindicatos llegar a un acuerdo antes del inicio de curso.

Ustec, CCOO, Intersindical, Professors de Secundària, UGT, CGT y USOC han lamentado que esta propuesta llegue a escasos días del arranque del curso escolar, -el 5 de septiembre en primaria y el 7, en secundaria-. “Nuestra reivindicación principal era que esto se produjese el 1 de septiembre para tener un buen inicio de curso”, reza el comunicado. “Mientras no haya acuerdo se mantendrán todas las movilizaciones previstas”, concluye el texto. Aparte de los paros, están programadas concentraciones delante de los ayuntamientos el día 5 y asambleas en los centros educativos entre los días 12 y 23.

Además, en los últimos días se ha sumado un nuevo conflicto: la tardanza en la llegada de los libros de texto debido a que todavía no se ha publicado la versión definitiva de los nuevos currículos.

En paralelo a las negociaciones, “durante el día de hoy los claustros recibirán un manifiesto al cual pedimos que se adhieran en apoyo a las movilizaciones para una educación pública y de calidad”.