Sociedad

Los tiburones se encuentran en grave peligro, nos advierten los expertos

Cientos de expertos sobre elasmobranquios se reunieron en Valencia para poner sobre la mesa los últimos estudios sobre el estado de conservación de tiburones, rayas y quimeras

Imagen de un tiburón toro (Carcharias taurus)
Imagen de un tiburón toro (Carcharias taurus) FOTO: Vicente Renovell CC BY-SA

Un solitario atril destaca en el lado izquierdo de un auditorio. Detrás del atril, un escenario dominado por un gigantesco acuario donde cientos de peces comparten su espacio con un tiburón de casi dos metros. El depredador nada, con un porte majestuoso, totalmente ajeno a que cientos de conferenciantes van a pasar por delante de él a comentar el preocupante estado de conservación de su especie y de otros cientos de elasmobranquios. Gracias a sus instalaciones, el Oceanogràfic proporciona las condiciones perfectas para que Sharks International, la mayor red de expertos en estos peces cartilaginosos del mundo, realice su ciclo de conferencias para poner en común las últimas investigaciones, proyectos y actuaciones políticas que los protejan de las amenazas externas.

Los males que afectan a los tiburones tienen origen humano

Del tiburón se aprovecha todo, desde la carne para consumo hasta los dientes para joyería, pasando por sus cartílagos para crear suplementos alimenticios. Por ello, la pesca del tiburón es una industria multimillonaria que se estima que captura aproximadamente 180 tiburones cada minuto en todo el mundo. La sobrepesca de estos peces tiene consecuencias devastadoras en los ecosistemas, ya que la eliminación de los superdepredadores puede causar un desequilibrio en las cadenas tróficas, así como debilitar al resto de las especies con las que conviven. Por ello es de vital importancia insistir a los gobiernos sobre la creación de cupos máximos de pesca y poner sobre aviso a pescadores que las capturas accidentales deben ser convenientemente tratadas y, si es posible, devueltas al mar.

Rima Jabado, doctora en ciencias del medio ambiente y ecología y actualmente directora del departamento de tiburones en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, transmitió en su ponencia la importancia de una colaboración directa entre los pescadores y los investigadores a la hora de registrar los avistamientos de los escualos. Al informar debidamente a las personas cuyo trabajo es extraer los recursos que ofrece el mar, se comienzan movimientos sociales que derivan en la creación de políticas más sostenibles que benefician tanto a los animales como a los que viven de su pesca. En una entrevista concedida a La Razón afirmó que existen grandes misterios en torno a la vida de muchas especies de tiburón, desde dónde se reproducen hasta el nicho ecológico que ocupan. La doctora Jabado también destaca el papel de los voluntarios que emplean su tiempo y esfuerzo en aportar la información que recopilan, y así ayudan a los investigadores a que los proyectos se completen con éxito.

Nuevas investigaciones en tiburones

Durante las diferentes los investigadores tuvieron la oportunidad de mostrar los avances en el desarrollo de nuevas técnicas para llevar a cabo diferentes estudios. El uso de las técnicas clásicas, como las grabaciones en vídeo o seguimientos, junto con otras más modernas basadas en la genética y equipo de rastreo avanzado permite encontrar especies en hábitats donde se desconocía su presencia y así entender el comportamiento de los tiburones. La doctora Michelle Heupel, fundadora de Sharks International y directora del Sistema Integrado de Observación Marina, en Australia, destaca la sinergia que nace de la utilización de estas técnicas en su conjunto. Además, reafirma la importancia de la colaboración de los grupos multidisciplinares para extraer, analizar la información y para dotarla de sentido.

En sus trabajos previos, Michelle demostró que el descenso súbito de presión atmosférica producido por los huracanes era suficiente para provocar cambios en el comportamiento de los tiburones y alejarlos de sus zonas habituales. Para llegar a estas conclusiones colaboró con informáticos que permitieron crear modelos computarizados del movimiento de los tiburones y así pudo notar las anomalías tras el paso del huracán. Debido a aquellos resultados, considera que el cambio climático, con los posibles cambios en la presencia de huracanes, podría provocar migraciones de escuálidos a lugares inesperados.

La mala fama les precede

Aunque los ataques de tiburón a seres humanos sean muy extraños, estos peces suelen suscitar miedos por su forma, sus dientes y su tamaño. A pesar de este miedo, se reportan menos de 100 de estos ataques al año en todo el mundo, de los cuales, menos de 10 son mortales, por lo que los casos son anecdóticos. Es decir, su mala fama es resultado de una magnificación creada por la cultura popular. Por ello, destaca la importancia de la divulgación para acercar a estos animales al público y mostrar que realmente no son una amenaza; si no que las estimaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza indican que son, después de los anfibios, los segundos vertebrados más amenazados del mundo.

QUE NO TE LA CUELEN

  • Existen muchos mitos acerca del consumo de cartílago de tiburón creados por falsa asociación. Por ejemplo, en los años 70 se popularizó el consumo de este tipo de suplementos porque salió a la luz un estudio que afirmaba que los tiburones no tenían cáncer. Partiendo de la base de que es falso, los tiburones pueden contraer cánceres, tomar una sustancia de un animal que no tenga cáncer no evitaría la aparición del cáncer en la persona que la consuma.

Referencias (MLA)