Política

González deja la presidencia de Feria Valencia

Jose Vicente Gonzalez, presidente de Feria Valencia
Jose Vicente Gonzalez, presidente de Feria ValenciaKike TabernerLa Razón

Oficialmente, José Vicente González no opta a repetir como presidente de Feria Valencia porque considera que es el momento de dejar paso a otros, precisamente ahora que lo peor ya ha pasado y los números empiezan a cuadrar. Extraoficialmente, la Conselleria de Economía, bajo el mando de Rafael Climent y el subsecretario de la Conselleria, Natxo Costa, pensaban que era mejor que otro ocupara su lugar, una postura que ha contado con el respaldo de parte del empresariado valenciano.

Lo cierto es que González anunció ayer que en diciembre finaliza su mandato, una presidencia a la que fue llamado en octubre de 2013, cuando la situación de Feria Valencia era más que delicada.

El patronato de la institución ferial, que se celebrará entre los días 15 y 22 del próximo mes de diciembre, será el que reciba la decisión de González y decida quién ocupa su lugar.

Seis años después, el que fuera también presidente de la patronal autonómica valenciana, Cierval, deja la vida pública, y lo hace sin dar portazos. Aunque el interés de la Conselleria de Climent por que dejara el cargo es más que conocido, el todavía presidente de Feria Valencia no quiso entrar en ese asunto. «He intentado contactar con algunos de ellos para comunicarles mi decisión, con algunos he podido hablar y con otros no».

Sobre su posible sucesor, Vicente Lafuente, actual presidente de la Federación Metalúrgica de la Comunitat Valenciana (Femeval), tampoco quiso opinar. Solo señaló que es «un hombre inteligente y trabajador y sabrá tomar la decisión correcta, tengo la mejor opinión de él».

En cuanto a las discrepancias entre la Conselleria de Hacienda y la de Economía sobre cuál debe de ser el nuevo modelo de Feria Valencia, aseguró no saber nada. «La Generalitat para nosotros es un ente de gestión colectiva», indicó y mostró su confianza en que finalmente se llegue a un acuerdo con los bonistas sobre la deuda. «Ojalá hubiera podido dejar esete asunto cerrado a mi sucesor, pero no ha podido ser».

Recordó que llegó a la institución en el peor momento de la crisis económica, con pérdidas en el balance, y con una investigación por parte de la Intervención de la Generalitat y posteriormente de la Fiscalía, que acabó archivada y «no sirvió para nada después de cuatro años».

A pesar de todo aquello, dijo, los número hoy en día son positivo e incluso están regresando certámenes que se habían marchado a Madrid, como Textilhogar o FIMMI, que aunque no supongan grandes aumentos de ingresos, supone un paso importante «que regresen a casa».