Puig apoya el pacto con ERC, «España está formada por nacionalidades»

El presidente de la Generalitat apoya el acuerdo para lograr la investidura de Sánchez porque permite finalizar con el «bloqueo causado por las derechas»

Ximo Puig visita la Albufera de Valencia
GRAFCVA964. EL PALMAR (VALENCIA), 03/01/2020.-El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig contempla un ejemplar de Llobarro durante la vista que ha realizado hoy a la Cofradía de Pescadores de El Palmar y la Albufera de Valencia.EFE/ Juan Carlos CárdenasJUAN CARLOS CARDENASEFE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, hace tiempo que dejó sus diferencias con el presidente Pedro Sánchez. Mientras otros barones criticaban el acuerdo con ERC, el jefe del Ejecutivo valenciano apoyaba y justificaba la maniobra. «Hay que asumir que España es un país formado por nacionalidades y regiones. Debe haber voluntad de convivir y cohabitar, teniendo en cuenta que somos diferentes en algunas cosas y queremos ser iguales en lo fundamental, que son los derechos». Se mostró muy optimista y dijo que se empieza a «atisbar una solución para el espacio territorial español».

También muestra su satisfacción por el voto que Compromís dará a la investidura de Sánchez. «Consolida, potencia y da más fuerza al acuerdo valenciano».

Para Puig el voto del único diputado de Compromís, Joan Baldoví, servirá para potenciar la «agencia valenciana».

Respecto a la consulta que plantea el pacto y cómo debe desarrollarse, defendió que lo que se ha decidido es que haya diálogo, «el único camino en la democracia ante una situación de conflicto o discrepancia».

El presidente Puig confía en que haya un Gobierno en España que atienda los intereses de los valencianos, «que de una vez por todas tengamos una financiación justa, que tengamos las inversiones necesarias para desarrollar el enorme potencial que tiene la Comunitat Valenciana».

Por lo que respecta al pacto con los independentistas, acusa a los partidos de derechas de haber bloqueado la posibilidad de otra alternativa.

Asegura que a estas formaciones no han sido generosas y que creen que la gobernanza es una cosa que les corresponde a ellos como patrimonio natural y «eso no es real. Afortunadamente, los ciudadanos en las elecciones han demostrado que querían un gobierno progresista y eso es lo que tendrán».