Fallera por un día por 400 euros

Alquilar el traje de valenciana, una opción hasta el último minuto

"Hay mucho turista nacional y también hay muchos extranjeros, sobre todo de Japón”, aseguran los responsables de Pinazo y Burlay
"Hay mucho turista nacional y también hay muchos extranjeros, sobre todo de Japón”, aseguran los responsables de Pinazo y BurlayKIKE TABERNER

En pocos días arrancarán unas fechas muy esperadas para miles de valencianos. Los casales falleros aumentan el número de actividades y los falleros dan los últimos retoques a sus trajes. El que no lo tenga listo, todavía le queda la opción de alquilar un traje. Los precios van de los 350 a 480 euros y suelen alquilarse para toda la semana fallera.

Los precios de sus trajes dependen fundamentalmente de la tela con la que se ha confeccionado. “Suelen rondar entre los 350 a 480 euros con manteletas y todo”, explican desde el establecimiento de indumentaria Pinazo y Burlay de Valencia. “Son precios muy competitivos” y aunque ya estamos en tiempo de descuento para que comiencen las fiestas josefinas, todavía quedan trajes disponibles.

Normalmente, los trajes se alquilan para participar en la Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. Es el momento por excelencia de las Fallas. Los que ya han desfilado alguna vez siempre repiten y para eso necesitan un traje de valenciano.

La opción de alquilar es cada vez más común
La opción de alquilar es cada vez más comúnKIKE TABERNER

En Pinazo y Burlay explican que el perfil de su cliente es muy variopinto. "Hay mucho turista nacional y también hay muchos extranjeros, sobre todo de Japón”. También hay muchos valencianos que optan por alquiler. De hecho, apuntan que cada vez hay más falleros que piezas que se confeccionan a medida. “Así estrenan todos los años un traje nuevo, con colores diferentes y así evitar tener almacenados trajes sin usar en las casas”.

Para los más pequeños, también hay opciones. Hay para todos los tamaños. Muchos son los falleros que quieren que sus hijos salgan en su primera Ofrenda cuando aún son bebés. Los precios, en este caso van desde los 100 a los 260 euros.

Como última opción está la compra “on line”. En portales como Wallapop o Mil Anuncios se pueden encontrar trajes de segunda mano que permitirán a más de uno cumplir su sueño por menos dinero. La ley de la oferta y la demanda es lo que rige en estas plataformas. El precio depende mucho del estado en el que se encuentre el traje, pero se mueven en una horquilla de 100 a los 1.000 euros.