Ribó cree que la pandemia “no va mal” en Valencia

Cree que las cosas se han hecho “razonablemente bien” pese a que aumentan las muertes

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado que el levantamiento de las medidas restrictivas anticovid indica “que las cosas no van mal” y ha añadido que, con el registro de 118 contagios por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, están “a la cola de las grandes ciudades”.

Desde la pasada medianoche, la Conselleria de Sanidad ha levantado esas medidas adoptadas tras analizar los datos epidemiológicos de la incidencia del virus y que restringían las salidas y visitas en residencias, limitaban las reuniones sociales a 10 personas y fijaba el 60 por ciento el aforo máximo en zonas comunes de hoteles y alojamiento turísticos, entre otras.

“El levantamiento de estas medias es un indicador de que en la ciudad de Valencia las cosas no van mal, con todas las preocupaciones por las muertes que hay que lamentar”, ha indicado.

Y en Valencia, con “118 personas por 100.000 habitantes contagiados en los últimos 14 días, indica que estamos en la cola de todas las grandes ciudades”.

Ribó, que ha hecho estas manifestaciones a preguntas de los periodistas antes del pleno, ha comparado estos datos como los de Torrejón de Ardoz (Madrid), que hizo pruebas PCR a todos sus habitantes y que “está en más de 800 casos -por cada 100.000- y está en quinta o sexta posición”.

“Aquí las cosas se han hecho siguiendo las instrucciones de Sanidad. No se han hecho perfectamente, pero sí razonablemente bien y nos indica que estamos ya en una situación en la que hemos de continuar vigilantes pero las cosas, dentro de lo malo, están razonablemente bien”, ha insistido.

A partir de este jueves, la ciudad se regirá por las mismas medidas de prevención frente a la covid-19 que el resto de la Comunitat Valenciana, donde se aplican las actuaciones coordinadas que se acordaron para toda España en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.