Hacienda promete dar a Oltra 21 millones más, pero no los incluirá en el Presupuesto

La Mesa de Les Corts aceptan, con el reparo de PP y Cs, una «corrección de errores» de 200 páginas

Es difícil pensar que el Botànic puede seguir como si nada hubiese pasado después de lo que se ha dicho y oído en los últimos dos días. Los presupuestos de la reconstrucción, esos que debían alcanzarse con el mayor consenso posible, se han convertido ya en los que evidencian, más que nunca, que en el Gobierno valenciano el diálogo y la lealtad brillan por su ausencia.

El motivo, el enfado monumental de la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, porque a su Departamento le faltaban 21 millones. Un detalle en el que no reparó hasta después de firmar las cuentas y que, aunque ha reclamado hasta tensar al máximo las relaciones con sus socios de Gobierno, no verá reflejado en los Presupuestos.

Tras acusar a la Conselleria de Hacienda, que dirige el socialista Vicent Soler, de haber falseado las cuentas, Oltra se tendrá ahora que fiar de su palabra, pues se ha comprometido a que «se integren en el primer trimestre de 2021».

En medio de todo esto, el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, en el papel de pacificador y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que aseguró ayer no haber entrado en estas cuestiones concretas. «Mi prioridad es la pandemia», afirmó cuando se le preguntó sobre esta cuestión.

El resultado es que los presupuestos autonómicos han sufrido un cambio en 200 páginas en la sección que afecta a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas antes de pasar por el pleno de Les Corts.

La Mesa del Parlamento valenciano aceptó ayer por la tarde la tramitación de la «modificación de errores» en el presupuesto de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad.

En esta propuesta la vicepresidencia realiza cambios en la distribución de las partidas y se queda con un presupuesto de 1.921 millones. Es decir, no se han incluido los 21 millones que reclamaba.

Se atiende solo en parte la exigencia lanzada el pasado viernes por Mónica Oltra horas después de que el Consell aprobase el proyecto de Presupuestos que ella firmó digitalmente. Fue tras colgar las cuentas en la web cuando vieron que la distribución de las partidas era incorrecta y que además faltaban 21 millones.

Avisó a Hacienda, quien envío casi a las diez de la noche del sábado un escrito en el que advertía de dichos errores y se comprometía a presentar una modificación de errores el lunes.

Estos cambios no llegaron hasta ayer a las tres de la tarde, por lo que tuvo que ser aplazada la comparecencia Oltra, prevista para ayer por la mañana, en la que debía explicar el presupuesto de su Departamento.

Negociaciones in extremis

Desde Hacienda admitieron ayer que tuvieron que ajustar algunas partidas presupuestarias para adaptarlas al asignado a la Conselleria de Igualdad (1.921 millones), puesto que la única propuesta que tenían el jueves por la noche (las cuentas se aprobaban el viernes) superaba esa cantidad en 500 millones. Estuvieron hasta las cuatro de la madrugada esperando a que Oltra les enviara una ajustada, pero nunca llegó. Así, a las 8.30 horas del viernes, con la Comisión Delegada de Hacienda, el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, aceptó los 1.921 millones para Oltra con la promesa de que iría aumentando si así lo necesitaba.