Sigue la desescalada en la Comunitat Valenciana: reuniones de dos núcleos familiares y mesas de seis personas

La mayoría de las restricciones se mantienen quince días más

El president Ximo Puig durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión Interdepartamental de la Generalitat para la Prevención y Actuación ante la covid-19 para revisar las restricciones vigentes contra la pandemia y acordar si flexibiliza alguna de ellas
El president Ximo Puig durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión Interdepartamental de la Generalitat para la Prevención y Actuación ante la covid-19 para revisar las restricciones vigentes contra la pandemia y acordar si flexibiliza alguna de ellasBIEL ALIÑOEFE

De forma lenta y prudente, la Comunitat Valenciana avanza en su desescalada hacia una cierta normalidad. Pero aún es pronto, ha recordado el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quien ha recordado esta mañana que todavía se desconocen los efectos de la Semana Santa en la Comunitat y que preocupa el incremento de datos en otras comunidades autónomas y países de la Unión Europea.

Por ello, se mantienen vigentes quince días más la mayorías de las restricciones, con algunos cambios:

- en el ámbito privado, se permiten las reuniones de dos núcleos familiares.

- en el ámbito público, se pasa de cuatro a seis personas el límite de encuentros, lo que incluye las mesas de los bares y restaurantes y los grupos para hacer deporte.

- se flexibilizan las medidas a las residencias de mayores que estén inmunizadas.

Estas medidas entran en vigor el próximo lunes 12 de abril y se mantendrán hasta el 25 de abril. El 22 de abril se volverá a reunir la Comisión Interdepartamental de la Generalitat valenciana para analizar el avance de los datos.

Mientras tanto, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, mantendrá reuniones con los sectores más afectados por las medidas restrictivas.

Reuniones con las farmacéuticas

Por otra parte, Puig ha negado que haya “malestar” en el Ejecutivo central por las reuniones que ha mantenido con directivos de farmacéuticas que elaboran vacunas contra la covid, y ha defendido que actúa “desde la máxima lealtad” con el Gobierno de España y con las comunidades autónomas.

Puig ha explicado que lo que ha hecho la Comunitat Valenciana es lo que “le corresponde a su responsabilidad”, y es reunirse con las distintas farmacéuticas, como ha hecho con Janssen y AstraZeneca, ya que el servicio público de salud está residenciado en las comunidades autónomas.

”Es una relación normal y transparente”, ha reivindicado Puig, quien ha defendido que se ha reunido esa semana con el director general de Janssen en España, la persona autorizada por la compañía, y no con un “intermediario ni una persona que esté por ahí especulando”.

Ha precisado que tras esa reunión comunicó que la Comunitat Valenciaan dispondrá hasta septiembre de 2 millones de vacunas de Janssen, el 10 % de lo que llegará a España, y ha insistido en que quien compra las vacunas es la Unión Europea, que las redistribuye a los Estados miembros.

”No anunciamos ninguna compra, porque nosotros no compramos, quien compra es Europa”, ha manifestado el president, quien ha insistido en que no hay “ninguna situación que pueda ser recriminable por parte de nadie” por su reunión con esta farmacéutica, con la que el Consell tiene relación desde hace mucho tiempo.

Sobre la vacuna Sputnik, el president ha dicho que no han mantenido ninguna reunión con la operadora rusa, porque esa vacuna todavía no está autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y mientras no lo esté “es una irresponsabilidad” hacerlo.

Ha afirmado que quiere que todas las vacunas que sean autorizadas por la EMA se puedan adquirir para avanzar en la vacunación, que es el gran objetivo para poder recuperar la normalidad y reactivar la economía, y que quien tiene que comprar las vacunas es la UE y de una manera coordinada, como se ha hecho hasta ahora y ha dado “buen resultado” pese a la falta de las suficientes vacunas.