Isabel Bonig deja su escaño pidiendo perdón por reprobar a Rita Barberá: “La política no puede ser destrucción”

La presidenta del PPCV explica que se marcha porque no cuenta con la confianza de Casado al que reprocha que no le comunicase que su apuesta era Carlos Mazón

Thumbnail

La todavía presidenta del PPCV, Isabel Bonig, acaba de confirmar que dejará su escaño en las filas populares de Les Corts, tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado martes. Bonig ha convocado esta mañana a los medios de comunicación para anunciar su decisión y despedirse de la que hasta ahora ha sido su principal tarea: liderar el PP valenciano y la oposición al Gobierno de Ximo Puig y Mónica Oltra.

El pasado lunes avanzó que no optaría a la reelección en el cargo y que dejaba el camino libre al candidato apoyado desde la dirección nacional, el presidente de la Diputación de Alicante y del PP alicantino, Carlos Mazón. “No podíamos ir a un choque ni a una guerra. Justa o no justa” e incluso ha llegado a disculpar a la dirección. “Yo también he tomado decisiones que no han gustado”.

Ha aprovechado su despedida para defender el trabajo realizado en los seis años en los que ha estado al frente del partido, pero también para pedir perdón por el que, sin duda, ha sido uno de los momentos más duros de su etapa al frente del PP, la reprobación que firmó contra la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y a la que le pidió, junto al resto de formaciones políticas de Les Corts, que dejara su acta como senadora. “Ella puso pasión a la política”. Más tarde, durante su intervención en el Parlamento valenciano ha añadido, emocionada: “La política no puede ser destrucción. Me equivoqué”.

Ha agradecido a todos los grupos políticos el apoyo recibido estos días y se ha disculpado por si alguna vez se ha “pasado” en sus intervenciones, “soy una persona vehemente y pasional”. En su despedida ha deseado a todos los diputados “suerte y acierto”, pero ha querido distinguir al síndics de Compromís, Fran Ferri, y al del PSPV-PSOE, Manolo Mata. Su intervención ha acabado con el aplauso unánime de todos los diputados.

Sin una segunda oportunidad

Ante los medios ha criticado, con elegancia, a la dirección nacional del PP por no haberle informado con antelación de que ella no formaba parte de los planes de Pablo Casado tiene para el PPCV. “Me voy porque no cuento con la confianza de la dirección nacional. Por respeto he decidido dar un paso al lado y dejar a los que sí que tienen el beneplácito de Génova”.

“Lo hago a mi pesar, me hubiera gustado tener una segunda oportunidad de recoger el fruto del trabajo y así se lo manifesté a Pablo Casado”. No obstante, ha incidido en que acata la decisión de su presidente, que fue elegido en unas primarias de las que ella es firmemente defensora.

Bonig ha hecho ver que mantuvo su decisión de presentarse a revalidar su puesto hasta el momento en el que se le comunicó que la apuesta del partido era el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón. “Cuando yo me presenté nadie quería tomar las riendas del partido, ahora hay muchos. Algo habré hecho bien”.

Ha sido en este momento cuando Bonig no ha podido contener la emoción ya que ha hecho alusión también a su padre, fallecido este mismo año, y también a Barberá, que murió meses después de que el grupo parlamentario popular le exigiese públicamente la retirada de la vida política.

La Junta Directiva del PP de la Comunitat Valenciana se reunirá esta tarde para convocar el congreso autonómico del que saldrá elegida la dirección del partido para los próximos años, y que probablemente se celebrará el 3 de julio.

Sobre su futuro, Bonig ha dicho que no llegó a la política para tener un cargo, así que “no pide nada” al partido. “Sigo siendo militante del PP, tengo que tomar distancia y reflexionar” y ha descartado que su salida profesional pase por un cargo público. “Fui libre para entrar y seré libre para salir”.

El PP sin complejos también es el Bonig

Bonig ha hecho un repaso por su trayectoria. “Me confiaron la alcaldía de Vall d’ Uixó, un municipio ‘rojo’”. Fue la primera mujer en lograr la alcaldía y con dos mayorías absolutas. Después fue nombrada consellera de Infraestructuras, “ahora hay tres Consellerias para gestionar las competencias que yo tenía”. Ha recordado que el último Gobierno del PP coincidió con la época dura de los recortes, “no había dinero ni para hacer una rotonda”, pero asegura que logró dar el impulso definitivo al Corredor Mediterráneo. “Después he sido la primera mujer mujer presidenta del principal partido de la Comunitat Valenciana, durante los años más difíciles del PP y de la Comunitat. He reído y llorado por partes iguales, a veces también he sufrido. He trabajado muy duro en una etapa de oscuridad, con pasión y valentía”.

Entre los malos momentos, todos los que tienen que ver con la corrupción. “He sentido vergüenza de algunos y me han avergonzado, pero también he tenido satisfacción por los compañeros absueltos, injustamente acusados.

Bonig ha felicitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha defendido que el PP que ella representa es el que ella ha defendido siempre. “Hay una forma de hacer política 100 por 100 PP, defender sin complejos el PP, eso a mí me encanta”.

La popular ha recordado que siempre ha hecho bandera de la libertad y que ha trabajado para desenmascarar el proyecto de Ximo Puig, “que busca la anexión con Cataluña” y también la corrupción. “Me he dedicado más de esto que a mis contrincantes internos” .