El Gobierno valenciano suma 1.000 millones “ficticios” a los presupuestos de 2022

El Consell añade un “fondo de transición a la nueva normalidad” que no tiene confirmado por parte del Ministerio de Hacienda

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler FOTO: Ana Escobar EFE

El Gobierno valenciano suma 1.000 millones de euros “ficticios” a los ya tradicionales 1.336 que incorpora cada año en reivindicación por la reforma del sistema de financiación autonómica. La nueva partida que se suma a las cuentas, y que representa casi la mitad del incremento del Presupuesto valenciano para 2022 (2.340 millones de euros), se corresponde con la petición de un fondo de transición a la nueva normalidad al Ministerio de Hacienda, cuya llegada no está en absoluto confirmada.

Esta partida sería equivalente al fondo covid percibido en 2020 y 2021 y que el departamento de Hacienda eliminó de cara a 2022.

De hecho, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, no ha podido concretar si el Ministerio es conocedor de la inclusión de estos 1.000 millones de euros inexistentes en gasto en los Presupuestos valencianos. “El Ministerio de Hacienda sabe que tenemos esta necesidad”, se ha limitado a apuntar Soler.

Esta cantidad eleva a 2.336 millones la cifra que el Gobierno valenciano incluye en sus cuentas sin tener cerrada.

La cifra de 1.000 millones coincide, además, con la que creó las últimas desavenencias dentro de la Comisión Política de negociación de los Presupuestos, una Comisión en la que han estado representadas las tres formaciones presentes en el Gobierno valenciano (PSPV, Compromís y Podemos) y en la que se planteó que había que recortar 1.000 millones de euros en gastos.

El acuerdo para cerrar las cuentas, que finalmente se firmó el pasado sábado por la tarde, se alcanzó sin que ninguna de las tres formaciones diera su brazo a torcer. De hecho, Soler ha reconocido que el nombre del fondo se cerró hace 48 horas, es decir, el pasado lunes.

Con respecto al funcionamiento de la Comisión Política encargada, por primera vez en la historia, de elaborar las cuentas autonómicas, el conseller ha asegurado que se trata de una “metodología diferente, pero lo importante”, ha dicho, “es que finalmente ha habido acuerdo”.

El conseller ha insistido en que otro hecho diferenciador de estas cuentas es la recepción de los fondos europeos para la recuperación tras la pandemia, que suponen la llegada de 1.795 millones de euros en 2022.

Los Presupuestos de la recuperación

Los Presupuestos valencianos de 2022, los de la recuperación económica y social tras la pandemia, están dotados con 27.967 millones de euros, constituyendo los mayores de la historia de la Comunitat Valenciana. Los menores incrementos se presentan en las Consellerias de Sanidad (1,8 por ciento), Educación (7,6 por ciento) y Economía (5,2 por ciento), si bien es cierto que Sanidad y Educación, con 7.837 millones y 5.202 millones respectivamente, continúan representantes las carteras con una mayor dotación presupuestaria.

El bajo aumento de estos departamentos llama la atención en comparación con la Conselleria de Vivienda, que de cara al año que viene crece un 72,5 por ciento, y Participación, que incrementa su presupuesto en un 68,1 por ciento. Soler ha explicado que el crecimiento de estos dos Departamentos se fundamenta en la llegada de los fondos europeos.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, dirigida por la vicepresidenta, Mónica Oltra, experimenta un crecimiento del 14,2 por ciento, y asciende a 2.198 millones de euros, con un incremento de más del 32 por ciento en el Capítulo 1 de personal, que la consellera ha justificado en el “refuerzo de la atención directa”.

La Conselleria de Hacienda ve incrementada su partida un 50,4 por ciento, hasta llegar a los 567,8 millones, como consecuencia de la inclusión de los fondos europeos para el impulso empresarial, depositados fundamentalmente en el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). La Conselleria de Justicia es de las que menos crece este año, con un aumento del 16,6 por ciento, mientras que la de Agricultura aumenta casi un 21 por ciento.

Por último, el Departamento dirigido por Arcadi España, Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, crece un 33,6 por ciento, un aumento fundamentado en los 300 millones de euros que los Presupuestos Generales del Estado destinan en 2022 a esta partida.

En cuanto a los ingresos por vía tributaria, el Gobierno valenciano prevé un aumento del 10,3 por ciento de los ingresos por vía de impuestos directos, un crecimiento del 11,5 por ciento en los indirectos y del 40,2 por ciento en tasas. Preguntado por este asunto, Soler ha explicado que que se espera un aumento de los ingresos fiscales superior al PIB (6,3 por ciento) porque los impuestos de la Comunitat (como Patrimonio o Sucesiones) están centrados en las rentas altas, que tienen una mayor predisposición al ahorro, algo que no pasaría en el caso de rentas medias y bajas.