Mónica Oltra no logra su propósito

La vicepresidenta no consiguió convencer de que una víctima del acoso injustificado de la oposición

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra
La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra FOTO: Rober Solsona Europa Press

Han pasado tres días y la comparecencia de Mónica Oltra en Les Corts sigue dando que hablar allende nuestra Comunidad. No me extraña, porque la aún vicepresidenta no logró su propósito, convencer de que es una víctima del acoso injustificado de los partidos de oposición. No lo consiguió porque la verdad la pone en el punto de mira y exige la dimisión.

Su primer problema se centra en que la sentencia de tres instancias judiciales le explosiona en la cara porque se desprende que la Conselleria se puso de lado cuando se presentó la denuncia de, presuntos entonces, abusos contra una menor por parte de su exmarido, precisamente por existir esa circunstancia. Más aún, también un informe del sindic de Greuges le imputa poner trabas a la investigación que se estaba llevando sobre la existencia de abusos en los centros de menores dependientes de su Conselleria.

Además, casi de forma simultánea, hubo un suceso similar en una residencia de menores en Segorbe (Castellón) y, sin investigación alguna, como era un centro dirigido por monjas, despidió al trabajador al que acusaban, cerró la instalación y envió a los menores a diferentes lugares de la Comunidad. Después, todo resultó ser mentira y ni siquiera se abrió juicio.

Tiene en su contra cómo se comportaba en la oposición contra dirigentes del PP por causas menos graves que la que nos ocupa. Sus camisetas, escraches, peticiones de dimisión resultan incoherentes con su empeño en seguir en el cargo.

El horizonte no se ve más halagüeño si el Tribunal Supremo ratifica en su totalidad la sentencia contra su exmarido y la responsabilidad de la Conselleria, si se desvelan más defectos en la actuación en la causa abierta por la Audiencia Provincial contra cargos de su Departamento y si el Parlamento Europeo hurga más en la herida en la investigación abierta por la denuncia del PP. Así es la vida.

Rectificación del artículo

En cumplimiento de la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, se publica rectificación solicitada por Dña. Mónica Oltra Jarque en relación con el artículo publicado el 21 de enero de 2022 en la edición digital de LA RAZÓN, bajo el título “Mónica Oltra no logra su propósito”, firmado por D. Iñaki Zaragüeta. Así:

1.- MANIFESTACIÓN EFECTUADA: “Su primer problema se centra en que la sentencia de tres instancias judiciales le explosiona en la cara porque se desprende que la Conselleria se puso de lado cuando se presentó la denuncia de, presuntos entonces, abusos contra una menor por parte de su exmarido, precisamente por existir esa circunstancia.”

RECTIFICACIÓN: “A fecha de hoy, solamente existen sentencias en dos instancias judiciales, la Audiencia Provincial y el Tribunal Superior de Justicia, estando pendiente de resolverse el recurso presentado antes el Tribunal Supremo.

Que la Conselleria “se pusiera de lado” no se recoge en ninguna expresión de la sentencia.”

2.- MANIFESTACIÓN EFECTUADA: “Más aún, también un informe del sindic de Greuges le imputa poner trabas a la investigación que se estaba llevando sobre la existencia de abusos en los centros de menores dependientes de su Conselleria.”

RECTIFICACIÓN: “La queja que se estaba tramitando por el Síndic de Greuges, no era por la posible existencia de abusos en los centros de menos, sino por queja de oficio, con número de orden 202100199, dirigida a supervisar el funcionamiento de los centros de protección específicos de menores con problemas de conducta. Estos centros habían sido objeto de atención por parte del Síndic mediante quejas anteriores, iniciadas durante los años 2013 (queja nº 1316338) y 2015 (queja nº 1513601). En todo caso, ya se justificó por la Vicepresidenta y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas que no se había puesto trabas a ninguna investigación.”

3.- MANIFESTACIÓN EFECTUADA: “Además, casi de forma simultánea, hubo un suceso similar en una residencia de menores en Segorbe (Castellón) y, sin investigación alguna, como era un centro dirigido por monjas, despidió al trabajador al que acusaban, cerró la instalación y envió a los menores a diferentes lugares de la Comunidad. Después, todo resultó ser mentira y ni siquiera se abrió juicio.”

RECTIFICACIÓN: “Los hechos de Segorbe, que entendemos que se refiere a la denuncia por abuso sexual por parte de un trabajador del centro, ocurrieron un año antes de que la Conselleria tuviera conocimiento, tanto del despido del trabajador pactado con la Orden Religiosa, como de los posibles abusos a una menor.

Las condiciones en las que se encontraban los menores y la gestión del centro, según los informes de la Inspección, denunciando numerosas y graves irregularidades, con riesgo para la integridad de los menores, obligaba a tomar rápidas decisiones.

La instalación no está cerrada, sino que sigue gestionándola la Orden Religiosa.

Tanto los técnicos de la Conselleria como el Instituto Espill sí que dieron credibilidad a la denuncia de la menor, y el Ministerio Fiscal pidió el juicio, que se celebró, cinco años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales, pero el Juzgado de lo Penal no creyó a la víctima, ni a los técnicos, ni a la Fiscalía.”

4.- MANIFESTACIÓN EFECTUADA: “El horizonte no se ve más halagüeño si el Tribunal Supremo ratifica en su totalidad la sentencia contra su exmarido y la responsabilidad de la Conselleria, si se desvelan más defectos en la actuación en la causa abierta por la Audiencia Provincial contra cargos de su Departamento y si el Parlamento Europeo hurga más en la herida en la investigación abierta por la denuncia del PP.”

RECTIFICACIÓN: “En el procedimiento penal no se está juzgando la responsabilidad de la Conselleria puesto que no se le acusa de nada y ni siquiera es parte del procedimiento.

No existe ninguna causa abierta en la Audiencia Provincial contra cargos de su departamento.

Respecto al Parlamento Europeo, es la Conselleria la que va a brindar total colaboración.”