La mujer en las series españolas: “estereotipada”, “cosificada” y bajo una “mirada patriarcal”, según estudio

La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) ha analizado las 18 series más vistas de la temporada 2018-2019 que responden a la tipología “prime time”, “juvenil” y “sobremesa”

Alba Flores en "La casa de papel"Netflix

La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) ha realizado un estudio para el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO), en el que ha recopilado datos del sector a través de páginas web de una serie de series analizadas. A través de 18 títulos de televisión -de los más vistos- y de la base de datos IMDb Movies, la investigación asegura que las series en España “continúan retroalimentando la cultura sexista", al mostrar a la mujer en roles “estereotipados”, “cosificados” y bajo una “mirada patriarcal”.

El análisis de contenido de las 18 series se ha realizado visionando 300 horas de capítulos, teniendo en cuenta los datos cuantitativos y observando las series de acuerdo con la tipología “prime time”, “juvenil” y “sobremesa”. Con esto, concluyen que, en la creación de contenidos y en su dirección, la participación de mujeres es “prácticamente inexistente”: de los títulos analizados, que son los más vistos en España durante el periodo 2018-2019, solo uno es de autoría femenina.

Caracterizan a las series de nuestro país por “su inequidad” y destacan que “la manifestación de los distintos tipos de violencia ocupan un lugar primordial”. Por u parte, añaden que "la representación de las relaciones de los hombres y de las mujeres, a través de las series, llevan la marca de la diferenciación de géneros según estiman esa realidad sus creadores. Y esto significa el uso (y abuso) de estereotipos tanto de los personajes masculinos como femeninos”.

En cuanto a los roles, se detectan 78 como los más comunes, teniendo “todos ellos el sesgo patriarcal, que tiene la función de mantener el orden de subordinación de las mujeres”. Si bien la proporción de mujeres protagonistas ha incrementado, el estudio explica que estos personajes se centran más en la búsqueda del amor o en el cuidado de sus hijos. “Su rol familiar sigue siendo el eje central y motivacional de sus vidas”, denuncian, detectando “un pequeño espacio” de trabajo que a veces es o de “baja cualificación profesional” o en “profesiones encuadradas en los cuidados o los servicios”.