Flaming Lips preparan un concierto con el público dentro de burbujas

El grupo estadounidense ya lo ha ensayado en un programa televisivo y podrían probarlo como solución a la situación del directo en la pandemia

Lo hicieron primero casi como una broma televisiva pero muy en la línea de su humor surrealista. Flaming Lips ofrecieron un concierto en el que cada uno de los asistentes del público lo hacía encerrado en una burbuja de plástico para evitar posibles contagios de Coronavirus y proteger a los asistentes. Fue en el programa de Stephen Collbert, cuando todos, público y banda, se presentaron así. Aunque no sabemos qué tal se escucha la música en esas condiciones, lo que era una broma ahora parece que pasa a ser un experimento en serio: la banda estadounidense va a a ofrecer un concierto real en el que la entrada da derecho a acceso y burbuja.

Según recoge la web mercadeopop.com, la banda está trabajando en la preparación y producción de una serie de conciertos en su Oklahoma natal, y el propio Wayne, que ya ha utilizado en alguna ocasión una burbuja para caminar sobre el público, ha compartido en Instagram una fotografía sobre el montaje. Según ha revelado el cantante, la experiencia será especial, ya que en cada burbuja podrán entrar hasta tres personas. El gran problema es que en un recinto de capacidad para 4.000 personas apenas caben un centenar de estas burbujas, que deben ser lo suficientemente grandes para que quepa aire y haya espacio en su interior para aguantar una hora.

“Parece absurdo, pero al principio lo hacíamos como algo divertido y se ha convertido en algo muy serio y real. Estamos empezando a estar preparados para hacer un show donde, sí, haya tres personas en cada burbujas y nosotros tocando”, afirma el músico. Quién sabe si será la solución al futuro inmediato de la música en directo.