Hallan otros 100 sarcófagos en Saqqara: “Es el mayor descubrimiento de 2020”

Tras 2.500 años sin ser abiertos, encuentran ataúdes que pertenecerían a funcionarios de la 26ª Dinastía de Egipto

Uno de los sarcófagos hallados en Saqqara, EgiptoAFP

“Hoy anunciamos el mayor descubrimiento arqueológico de 2020, en presencia de embajadores extranjeros de más de 43 países y 200 representantes de los medios. Presentamos al mundo entero una nueva parte de nuestra gran civilización”. Así comunicó el mes pasado Khaled El-Anany, ministro de Turismo y Antigüedades de Egipto, el hallazgo de 100 ataúdes. Una cantidad sorprendente que se suman a los 59 sarcófagos ya descubiertos en septiembre.

Los recién hallados se han encontrado dentro de nuevos pozos de entierro en Saqqara, necrópolis en la ciudad de Menfis, y, según el ministerio, se trataría de funcionarios imperiales de alto nivel y sacerdotes de la 26ª Dinastía.

Khaled El-Anany, ministro de Antigüedades de Egipto, abriendo un ataúdTwitter

El-Anany enfatizó en que está inmensamente orgulloso de estos descubrimientos en suelo egipcio. “Hoy no es el final de este descubrimiento, lo considero el comienzo”, afirmó, revelando que los ataúdes recién descubiertos serán trasladados al Gran Museo Egipcio para ser exhibidos.

Según “Egypt Today”, el descubrimiento incluye 100 sarcófagos pintados, en buenas condiciones y que no han sido abiertos en 2.500 años. Además, estos ataúdes se encontraron junto a varias estatuas de madera y máscaras de colores, también en buenas condiciones.

Por ejemplo, hay un grupo de 28 estatuillas de Ptah-Soker, el dios principal de la necrópolis de Saqqara, así como un grupo de amuletos. Asimismo, la misión arqueológica asegura el hallazgo de una estatua de bronce tallada del dios Nefertum, incrustada con valiosas piedras preciosas: ágata roja, turquesa y lapislázuli.

Estatua hallada junto a los sarcófagosAFP

Dicha escultura mide 35 centímetros y lleva grabado en la base el nombre de su dueño, Badi Amunis. Según el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziry, la estatua del dios Nefertum fue encontrada en el mismo pozo funerario de los sarcófagos, a 11 metros de profundidad.

Estatua hallada junto a los ataúdes de SaqqaraAFP