Cultura

Arte y más arte en Milán, del clásico al contemporáneo, no falta de nada

Ha concluído la exposición Grand Tour, Sueño de Italia de Venecia a Pompeya pero ahora le toca a la MIART- la Feria Internacional de Arte Moderno y Contemporáneo

Paola Angelini l'abisso 2021
Paola Angelini l'abisso 2021 FOTO: Paola Angelini
La familia Tolstoy en Venecia (1855) Giulio Carlini, Venecia, 1826-1887
Uno de los cuadros del Museo Hermitage de San Petesburgo en préstamo para la muestra Grand Tour de la Gallería d'Italia en Milán
La familia Tolstoy en Venecia (1855) Giulio Carlini, Venecia, 1826-1887 Uno de los cuadros del Museo Hermitage de San Petesburgo en préstamo para la muestra Grand Tour de la Gallería d'Italia en Milán FOTO: Alicia Romay

En Milán, las exposiciones con historia no faltan y de arte contemporáneo y moderno tampoco, es una ciudad que no se detiene nunca y la parte cultural está por todos lados. Estamos pasando por una temporada que a todos nos preocupa y en los sitios dedicados al arte también se ha notado. Hay días que suceden cosas inesperadas, como lo que pasó en días pasados con la exposición “Grand Tour , Sueño de Italia de Venecia a Pompeya”, estaba todavía abierta (terminó el 27 de Marzo), unos días antes de su cierre, justo cuando la estaba visitando, se recibió la noticia de que las obras prestadas para la ocasión de los museos de Rusia, tenían que ser devueltas. Fue una noticia que cayó de improviso y que llenó de incertidumbre por algunas horas, a los responsables de algunos museos milaneses. En el catálogo de la muestra, que por cierto es una joya, Michail Piotrovvskij, Director General del Museo Estatal Hermitage de San Petersburgo escribe: “Desde siempre, el amor por Italia a sido algo importante para la cultura rusa”. Cuando mandó sus líneas para incluirlas en el impresionante libro, seguramente, no imaginó que durante la muestra, estallaría la guerra contra Ucrania y que un día, todavía estando abierta la exposición, se enviaría desde el Ministerio de Cultura ruso, una carta en donde se solicitaría la devolución de las obras. Vaya mal momento, lo bueno fue que la noticia llegó un poco antes de que se terminara la muestra en donde se expusieron 23 obras rusas y gracias a ello no pasó a mayores y la pudimos ver al completo.

En la Gallería d’Italia de Milán, uno de los espacios de arte más importantes de la ciudad, se ha concluido esta magnífica muestra. Ha sido una exposición con piezas históricas que representan un momento único en el que Italia, era el destino elegido por los burgueses y los aristócratas, pero no sólo en plan turístico, sino también en lo educativo. Era parte de la formación de los privilegiados.

Entre los siglos XVIII y XIX, las élites europeas en las que se incluían a los eclesiásticos, músicos, artistas y escritores de Europa, de Rusia y más tarde de América, viajaban a Italia y permanecían un tiempo en cada lugar, estudiando y descubriendo la enorme riqueza heredada del imperio romano y de momentos más actuales. Son muchos los artistas de la época que plasmaron en sus lienzos aquellos momentos ideales vividos por los viajeros.

Los Grandes Paolo Petrovič y Maarija Fëdorovna en el Foro Romano (1782)
Pintura propiedad del Museo Pavlovsk de San Petersburgo. 
Autor: Abraham-Louis- Rodolphe Ducros
Los Grandes Paolo Petrovič y Maarija Fëdorovna en el Foro Romano (1782) Pintura propiedad del Museo Pavlovsk de San Petersburgo. Autor: Abraham-Louis- Rodolphe Ducros FOTO: Alicia Romay

En aquella época, hacer el Grand Tour era lo suyo, era la ocasión perfecta para viajar sobre todo a Roma, Florencia, Nápoles y Venecia tal como lo contó a La Razón el Director General de la Gallería d’Italia de Milán Giovanni Morale: “Venían de todas partes de Europa, de Rusia y más tarde de América, fascinados por la belleza de Italia y de su arte antiguo, de su clima y de su esencia”. Esta preciosísima exposición, muestra como los nobles, pero también los peregrinos y los artistas, viajaron a este destino durante un siglo y medio desde principios del siglo XVIII y hasta la mitad del siglo XIX, para aprender y empaparse de lo italiano, era como ahora ir al extranjero para hacer un “master” fuera del país o de la ciudad de residencia. Los nobles venían a Italia para aprender la lengua además de la cultura y la historia. Permanecían por uno o más años. En Florencia, se quedaban tres meses, en Roma, un promedio de cuatro y otros tantos en Venecia. Cuando llegaban a Roma, ya instalados en la capital italiana, visitaban Nápoles para conocer el Palacio Real de los españoles e iban también a Pompeya y a Ercolano” confirmó el director de la Galleria d’Italia y agregó que: “es para mi digamos, el sueño de Italia , como el lugar de la belleza, de la historia y del arte. Los viajeros ya se conocían entre ellos y sus edades oscilaban entre los 22 y los 26 años, aunque no existían reglas” comenta Morale, y agrega que: “de este periodo, surgió una enorme literatura de viajes”. También destaca durante la entrevista, que había mujeres en el Grand Tour, y por poner un ejemplo, en la muestra se incluye el retrato, obra del artista Anton Raphael Mengs (Aussig 1728 – Roma 1779). La protagonista es Isabel Parreño Arce, Ruíz de Alarcón y Valdés, Marquesa de Llano. Esta pieza es propiedad del Reijs Museum de Amsterdam. La mujer aparece con un atuendo típico español. También comenta que entre ellos, los viajeros, hablaban en francés como signo de su pertenencia a la burguesía, pero lo suyo era aprender durante el Grand Tour la lengua de Dante, así podrían demostrar que eran parte del grupo selecto que viajaba a este país para llenarse de cultura, historia y arte. Era, por decirlo de alguna manera, como un curso de formación. Cuentan los historiadores que el viaje a Italia les cambiaba la visión de sus vidas en los países de origen, se dice también que cuando volvían a sus palacios y a sus castillos llevaban “otro aire”.

La Banca Intesa Paolo y su actividad cultural lleva a la MIART a cinco artistas jóvenes emergentes.

Giuseppe Mulas, Looking for the night away, 2022, acrilico, olio, spray su tela di lino, 180x220 cm, courtesy dell'artista e della Galleria
Giuseppe Mulas, Looking for the night away, 2022, acrilico, olio, spray su tela di lino, 180x220 cm, courtesy dell'artista e della Galleria FOTO: Giuseppe Mulas

La Feria Internacional de Arte Moderno y Contemporáneo - MIART - que se celebrará del 1 al 3 de Abril próximo, contará nuevamente con su Main Partner la INTESA SAO PAOLO Private Bank, y esta vez lo hará con obras de cinco jóvenes emergentes seleccionados por el curador Luca Beatrice.

Con el nombre “Tra pennelli e immagini virtuali. La pittura italiana nei nuovi anni Venti” – “Tras pinceles e imágenes virtuales” La pintura en los nuevos años veinte, la muestra exhibe las obras de Paola Angelini, Sabrina Casadei, Rudy Cremonini, Diego Gualandris y Giuseppe Mulas que iniciaron su andadura como artistas con el nuevo milenio y muestran, con sus piezas, la mirada abierta e inédita de la pintura italiana contemporánea a través de la lectura global de nuestros tiempos.

Analizando las edades de estos jóvenes artistas, se confirma que el arte es una válvula de escape y un modo de vivir. Rudy tiene 40 años, nació en 1981, Paola Angelini en 1983, Sabrina Casadei en 1985, Diego Gualandris en 1993 y el más joven Giuseppe Mulas en 1995, empezaron sus trabajos con el nuevo milenio. Son pintores muy pintores y a pesar de que están invadidos por todos lados de tecnología, todos tienen la pasión y las bases para dedicarse al arte, a su arte, y algo que les ayuda en esta labor son sus conocimientos basados en los grandes de la historia del arte, que hace que confirmen mediante sus rasgos, que se puede vivir pintando.

En un viaje a Milán es imprescindible dedicarle tiempo también al arte y a la cultura. Hay para todos lo gustos y edades. Es una ciudad que no se detiene nunca.