Cultura

Elena Ksanti: “Los NFT son la próxima revolución a nivel mundial del arte”

La pintora, que ha lanzado su primera colección digital, expondrá en octubre en Madrid varios de sus lienzos, que basan el arte abstracto en la armonía y el equilibrio

La pintora de arte abstracto Elena Ksanti
La pintora de arte abstracto Elena Ksanti FOTO: Cortesía

Luz y oscuridad, blanco y negro, jing y jang, agua y fuego. Todo en la vida está basado en la magia de los contrastes, tan arriesgada como repleta de posibilidades. Y lo mismo ocurre en la obra artística de Elena Ksanti. La pintora, que actualmente reside en Roma, basa su creatividad en la predeterminación de la personalidad, así como utiliza todos los sentidos para comprender la armonía y el equilibrio, como verdaderas leyes del Universo y filosofía del destino humano. Si hay algo que identifica la producción artística de Ksanti, se resume en lo que alguna vez pronunció Paulo Coelho: «Cuando quieres algo, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirlo». Tras haber trabajado en diversos proyectos empresariales, la artista sintió que era el momento de dedicarse a su mundo interior, y por tanto al arte. Especialmente, el arte abstracto, con el cual combina colores, formas, luminosidad que bien pueden causar al espectador, en medio del actual mundo caótico, una sensación de calma y paz. Ahora, todo ese trabajo de inspiración e introspección toma forma de exposición. En particular, la que ofrecerá en Madrid durante el próximo mes de octubre.

Viene a Madrid meses antes de la exposición, ¿qué le trae por aquí?

Hubo un tiempo que viví en Marbella, y comencé a profundizar en artistas españoles como Salvador Dalí, que es increíble. Uno de los motivos por los que he venido es porque los españoles aman el arte, lo llevan en la sangre. Al igual que los italianos, son gente artística, era un viaje necesario para mí.

En sus cuadros reproduce bastantes sentimientos propios, ¿cómo define su arte?

Es producto de un recorrido largo, de unos 15 años de reflexión. Empecé a dibujar para mí misma, cuando tenía mis negocios, y nunca pensé que mi camino principal terminaría siendo el artístico. Pero, en un momento, sentí que estaba preparada para enseñar mi obra, que tenía la confianza en mí misma. Tenía miedo, como creo que siempre lo tiene todo artista, de mostrar mi ADN a la gente, cómo me siento realmente, a través de mis obras. Pero todo arte existe para ser mostrado a la audiencia. Hice una exposición en Los Ángeles que obtuvo un gran recibimiento, lo que fue muy emocionante. Me gusta lo que hago y puedo decir que a la gente también, así que siento mayor confianza. Creo que es valiente poder mostrar mis oscuridades y mis luces, es un gran paso para mí.

"Birth of structure", de Elena Ksanti
"Birth of structure", de Elena Ksanti FOTO: Cortesía

En una sociedad como la actual, consumista y distraída, ¿cree que el arte funciona como una vía de escape?

El arte puede ser muy filósofico, pero también depende mucho de los negocios. Si, por ejemplo, a Bill Gates le gusta cierta imagen, mañana ésta se podrá vender por millones de dólares. Creo que todo el mundo debe poder expresarse, pues el arte se ha convertido en algo más libre. Medir su valor ya es otro tema.

¿Qué aspectos tiene siempre presentes y son imprescindibles cuando está pintando?

Pienso en que me gustaría que mi arte cambiara algo en la gente, de manera que si alguien mira un cuadro y siente algo en su corazón, eso me haría muy feliz. Ese es el objetivo que busca todo buen artista, pues cuando alguien admira tu trabajo es por un interés sincero. Hay quienes compran obras por temas de negocios, pero hay quienes lo hacen porque las quieren en sus casas, así que siento que lo mejor que puedo hacer como artista es hacer feliz a la gente todos los días.

¿Busca reivindicar algo a través de sus cuadros?

Mis creaciones se basan más en la intuición. En coger un tema e interpretarlo de manera intuitiva. A veces el cliente quiere algo en especial, y el comercio es muy importante. Pero creo que tiene que ver bastante con los colores, pues su combinación tiene mucho que ver con la composición, pero todo ello termino haciéndolo desde la pura intuición.

¿Cómo se utilizan los colores para transmitir determinadas sensaciones?

Una vez tienes tu propia técnica, puedes permitirte ser libre y dejarte llevar por los colores. Es difícil de explicar, pero es como si ellos te encuentran a ti. A veces es muy diferente respecto al arte clásico normal, pues es algo más impulsivo. No utilizo nada específico para nada. Yo imparto clases y, a veces, los estudiantes vienen a mí y me preguntan qué colores utilizar para ciertas obras. Yo les digo que deben sentirlo, según lo que quieran transmitir. Te pones a ti mismo en el lienzo, lo que resulta algo absolutamente inocente.

¿De qué manera encuentra mayor inspiración a la hora de trabajar en sus cuadros?

Hay dos cosas que me encantan de manera especial: el agua y el fuego. Creo que observándolos me inspiro bastante. Parece que son cosas muy naturales, simples, pero a la vez también son fantásticas. Cada vez que estoy cerca del océano, u observando unas llamas, siento algo impresionante. Ahí encuentro la calma y disfruto de mí misma.

"Birth of potential", obra de Elena Ksanti
"Birth of potential", obra de Elena Ksanti FOTO: Cortesía

¿Hasta qué punto cree que el arte tiene la fortaleza como para inspirar cambios en el mundo?

Creo que la terapia que provoca un artista depende de si un espectador, al mirar una obra, se siente mejor y encuentra un espacio de calma. Especialmente, es algo bastante importante acualmente, en un mundo en el que todos están tan nerviosos y todo se ha vuelto una locura. Es alucinante si se es capaz de ofrecer una pizca de paz. Porque ahora nos tenemos que concentrar en eso, más allá de las distracciones, hay que prestar atención, no en destruir cosas, sino en crearlas.

Desde que comenzara a pintar hasta ahora, ¿ha sentido cambios en sí misma?

El arte me ha ayudado a sentirme de manera más universal, a entender qué está pasando, a aprender a apreciar este mundo. Han cambiado muchas cosas. Ahora pienso en parar, en absorber, sentir... he comprobado cómo el arte puede llegar a cambiar una personalidad.

Elena Ksanti
Elena Ksanti FOTO: Cortesía

En su colección «Mundos paralelos» titula las obras con «nacimientos»: «Birth of love», «Birth of structure»... ¿qué busca transmitir?

Cada minuto nace algo en mí, menos niños (ríe). Sean pensamientos o emociones, siempre depende que sepamos escucharnos a nosotros mismos. «Portal», la muestra que vendrá a España, tratará más sobre el poder de la transformación.

Tiene una colección de NFT, ¿por qué decidió meterse en ese mundo?

La creé hace una semana, pero me interesé en este mundo hace más o menos un año. Es algo de gran potencial, y creo que protagonizará la próxima gran revolución a nivel mundial del arte. Es un mundo muy interesante, es otro universo del arte que creo que obtendrá buenos resultados.