Cultura

El galeón San José no tiene quien le rescate

El Ministerio de Cultura colombiano declaró desierta la licitación para recuperar el barco español hundido frente a Cartagena de Indias en el siglo XVIII

Imagen cedida por la Administración colombiana del yacimiento arqueológico del galeón San José
Imagen cedida por la Administración colombiana del yacimiento arqueológico del galeón San José

El Gobierno colombiano declaró desierta la licitación para una alianza público-privada (APP) con la que se pretendía rescatar el galeón español San José, hundido frente a Cartagena de Indias en el siglo XVIII por corsarios ingleses y cuyo pecio fue hallado en 2015, y que tenía además previsto un pago en especie del 45 % del tesoro. “El galeón San José no se entregará como pago en especie, la prioridad es su preservación como patrimonio cultural sumergido”, dijo este lunes la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez.

El Ministerio de Cultura, en una resolución del 4 de marzo, declaró desierta la licitación, con la cual el Gobierno estaba en desacuerdo porque, indicó Ramírez, el objetivo era evitar “la entrega de una parte del patrimonio sumergido del galeón San José como pago en especie al originador de la APP”.

“Por esa razón, se revisó todo el material de la exploración inicial y la identificación del galeón para determinar qué tanto de ese hallazgo se podría considerar como patrimonio cultural y arqueológico de propiedad de Colombia”, afirmó Ramírez. Es por ello que “teniendo en cuenta que según las disposiciones legales si se declara que más del 80 % del bien es patrimonio arqueológico, no procedía el pago en especie”. “Eso hacía que la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG (MAC) perdiera cualquier posibilidad de ejecución y lo que procedía era declarar desierta la licitación”.

El San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado, según crónicas de la época, con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá).

Tras el anuncio del hallazgo del pecio, en diciembre de 2015, surgieron disputas entre Colombia y España porque este último aduce que, por tratarse de “un barco de Estado”, le amparan las normas de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para reclamar su titularidad.

El actual Gobierno colombiano ha asegurado que no pagará el rescate del San José con el patrimonio que se halle en el pecio, como había previsto la administración del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018).

Para rescatar el San José, el anterior Ejecutivo colombiano puso en marcha un proceso de contratación mediante una alianza público-privada que se pagaría principalmente con piezas rescatadas del pecio, pero la Administración de su sucesor, Iván Duque, la suspendió por temor a que se pueda perder patrimonio nacional.

Tras declarar desierta esta convocatoria, el Gobierno realizará una nueva con expertos y arqueólogos internacionales para hacer un contrato de extracción del galeón. “Hemos venido conversando con las autoridades españolas para que se pueda hacer con las mayores garantías de preservación del patrimonio que se encuentra sumergido, cuya riqueza no tiene precio y su rescate solo debe ser un aporte para el conocimiento y la cultura”, afirmó Ramírez.