MENÚ
martes 17 septiembre 2019
23:39
Actualizado

10 libros para leer en verano

Planteamos lecturas amenas, pero no simples, para pasarlo bien y olvidarse del mundo

  • Foto: Gtres
    Foto: Gtres

Tiempo de lectura 4 min.

31 de julio de 2019. 13:03h

Comentada
Javier Ors 28/7/2019

ETIQUETAS

El verano significa mosquitos, calor, familiares pesados, los niños que berrean en la playa, los insoportables vecinos de sombrilla, las paellas nauseabundas y los peores tintorros del año. Así que nada mejor que un libro para escapar del ruido estival y viajar a otros países sin perder la maleta. Y como es un tiempo para descansar, planteamos diez lecturas amenas, pero no simples, para pasarlo bien y olvidarse del mundo, que a veces es muy pesado.

1-Para sudar en la toalla: «Yo. Julia», de Santiago Posteguillo.

El último Premio Planeta nos descubre a una figura olvidada del imperio romano: la emperatriz Julia, mujer de Septimo Severo, una mujer de armas tomar. El escritor da cuenta de su personalidad en una trama repleta de intrigas políticas, asesinatos descomunales, acción y batallas en los desiertos de Oriente y en el norte de Europa. Aquí describe el enfrentamiento más duro que jamás hubo entre legiones romanas.

2-Aprender sonriendo: «Una historia de España», de Arturo Pérez-Reverte.

El novelista da su particular visión de nuestro pasado en esta colección de artículos que suponen un auténtico fresco de lo que hemos sido, con nuestras sombras, como asegura él mismo. A través de estas páginas, sazonadas con humor, algo de cinismo, un poquito de resignación y verdades como puños, Pérez-Reverte repasa nuestros personajes fundamentales, los errores que cometimos, los sucesos principales que determinaron nuestro devenir. Y contado con toda la objetividad que siempre permite ser sincero.

3-¿Piensa ir a París?: «La edad de la luz», de Whitney Scarer

¿A quién no le gusta ir a la Ciudad de la Luz? La autora novela la figura de Lee Miller, fotógrada americana, musa sensual, inspiración de artistas y compañera de Man Ray. Uno de esos personajes que nunca deja indiferente. La historia de una mujer que decidió ponerse el mundo por montera y hacer de su existencia un ejercicio de vitalidad y valentía. La autora derrocha narrativa y creatividad para crear el marco de una época y de toda una existencia.

4-Un libro para turistas del sudeste asiático: «Vietnam», de Max Hastings

El historiador fue corresponsal durante el conflicto y le ha dedicado la que está considerada su mejor obra hasta ahora. Después de tres años hablando con supervivientes de ambos lados, ha publicado este obra magnífica que va más allá de buenos y malos, de charlies y pobres soldaditos americanos, para ilustrar que las guerras son devastadoras y que ninguno de los participantes sale redimido: los dos fueron igual de crueles. Una visión desacomplejada, auténtica y salpicada por las propias experiencias del autor, que estuvo sobre el terreno.

5. Para los que están a punto de tomar la bastilla: «14 de julio», de Éric Vuillard

El escritor dio el campanazo con «El orden del día», donde consignaba los nombres de las empresas (la mayoría todavía presentes en nuestro día a día) que financiaron a Hitler. Con este nuevo libro rescata los nombres que la historia ha olvidado: los de las personas que contribuyeron al asalto de La Bastilla en París. Una obra que casi funciona como una metáfora de nuestra época y que está contada con ironía y una amenidad sorprendente.

6. ¿Disfruta con los crímenes? «El último barco», de Domingo Villar

Ha sido uno de los títulos más vendidos de la Feria del Libro de Madrid. Su publicación ha puesto de moda la costa de Galicia, a la que acuden centenares de visitantes buscando los lugares por los que transita Leo Caldas, el inolvidable detective que ha creado Domingo Villar. La desaparición de una mujer desata una intriga policial impregnada de salitre que rezuma mucha retranca y que, a pesar de sus ochocientas páginas, se lee en nada.

7. Una novela para los que desean viajar a Berlín: «La sospecha de Sofía», de Paloma Sánchez-Garnica

Una novela de espionaje ambientada en el Berlín más intrigante, el de «La vida de los otros». La obra, que discurre entre España y Alemania, saca a la luz cómo trabajaba la Stasi, en un caso de intercambio de identidades. Una narración adecuada para pasear, en persona o desde el butacón, por los escenario más originales de la capital de Alemania y aprender cómo eran los duros años del socialismo en la parte oriental de la ciudad.

8. Para los que les gustan los problemas de familia: «Lluvia fina», de Luis Landero

Regresa uno de nuestros mejores escritores con esta obra íntima, más personal, en la que indaga en los silencios, secretos y extraños cabos que unen y desunen a las familias. Una narración muy bien escrita donde el autor vuelve a mostrar su gran magisterio narrativo en una obra coral, con muchas voces y con muchas cosas que se callan.

9. Una novela para viajar por el siglo XX: «Largo pétalo de mar», de Isabel Allende.

La escritora regresa con una narración que comienza en la Guerra Civil y prosigue al otro de los Pirineos. Un texto que nos embarca a bordo del «Winnipeg», fletado por Pablo Neruda, y que llevará a los protagonistas a Chile. La obra es todo un recorrido de aquellos inmigrantes que buscaban la salvación y terminaron encontrándose con el golpe de estado de derrocó a Salvador Allende y que acabó instaurando una dictadura.

10-. Para los que desean conocer el origen del mundo: «Vida, la gran historia», de Juan Luis Arsuaga

Una inmersión en el origen de nuestro planeta y la vida animal y humana. Una obra que se atreve a cuestionar qué sucedería si encontráramos seres inteligentes en otro planeta. Arsuaga ha firmado una obra divertida, que se lee de un tirón y que nos pone al día de los conocimientos esenciales sobre evolución.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs