Cultura

Superación

Ginés Marín reaparecerá mañana en la segunda tarde de Fuente Ymbro

El extremeño volverá a Las Ventas solo 10 días después de sufrir una grave cornada en el muslo derecho

El diestro Ginés Marín (i), tras sufrir un revolcón con su primero de la tarde durante la corrida de la Feria de San Isidro hoy en la plaza de Lasa Ventas, en Madrid. EFE/Fernando Villar
El diestro Ginés Marín (i), tras sufrir un revolcón con su primero de la tarde durante la corrida de la Feria de San Isidro hoy en la plaza de Lasa Ventas, en Madrid. EFE/Fernando VillarFERNANDO VILLARAgencia EFE

Hace poco más de una semana San Isidro nos dejaba una imagen para la historia, la del torero Ginés Marín caminando por su propio pie hacia la enfermería con el muslo partido y recibiendo el cariño de su padre, también su picador. La cornada era grave, de dos trayectorias de 20 y 25 centímetros. Para más infortunio, el sexto toro de El Parralejo, lidiado en su lugar por Curro Díaz tuvo opciones. Curro le cortó una oreja.

Con todo y con eso, solo 10 días después, Ginés reaparecerá mañana en el mismo escenario para hacer frente a uno de los carteles más esperados de la Feria, la peimera tarde de Diego Urdiales en el ciclo, acompañado por el peruano Roca Rey y ante los Fuente Ymbro. Precisamente ese mismo hierro dejaba ayer enormes sensaciones con la tercera novillada del serial. Cartel para hacer un esfuerzo.

Antes del percance, Ginés llegaba como uno de los alicientes de San Isidro, después de la gran Puerta Grande que cosechó en el último festejo de la Feria de Otoño. El extremeño, que surgió como una erupción en sus primeros años junto a Roca Rey, parecía haberse estancado ante la irrupción de otros como Pablo Aguado, justo antes de aquella gran tarde en Madrid. La necesitaba.