Tenis

La increíble anécdota de Nadal en su primer título en Acapulco

Rafa se ha proclamado dos veces campeón del torneo mexicano

Nadal disputará mañana su cuarta final del Abierto Mexicano
Nadal disputará mañana su cuarta final del Abierto MexicanoRebecca BlackwellAP

El pasado jueves se cumplieron quince años desde la primera victoria de Nadal en el torneo de Acapulco. Fue el primer torneo ATP 500 que ganó y Rafa decidió esa misma noche irse de fiesta con todo su equipo por Ciudad de México. La noche se prolongó y la mañana siguiente el grupo debía tomar un vuelo para disputar el siguiente fin de semana la Copa Davis con España en Eslovaquia. Sin apenas dormir, Nadal y los suyos cogieron un taxi camino del aeropuerto y se toparon con uno de los monumentales atascos que abundan en la capital mexicana. El clan Nadal estuvo a punto de perder el vuelo, pero llegó a tiempo. Lo que sí perdieron fue el trofeo de campeón en Acapulco. Con las prisas, el trofeo se quedó en el taxi y no lo volvieron a ver.

Rafa recuerda aquella edición con especial cariño por todo lo que significó para su carrera. “Fue el primer torneo grande que gané”, ha asegurado en declaraciones a la ATP. Nadal era entonces el número 39 del mundo. Había ganado un año antes su primer título en Sopot y llegaba a la arcilla mexicana después de haber levantado el título en Costa do Sauipe una semana antes. El cabeza de serie número uno en Acapulco era su actual entrenador Carlos Moyá y en el cuadro se encargó de superar a Álex Calatrava, Santiago Ventura, Guillermo Cañas, Mariano Puerta y Albert Montañés. Levantó el tercer título de su vida y fue el arranque de una temporada brutal: once títulos ganó en 2005. Se llevó su primer Masters 1.000 (Montecarlo), el primer Roland Garros, el primer título en pista rápida (el Masters 1.000 de Canadá) y acabó el año como número dos del mundo sólo por detrás de Roger Federer.

La victoria en Acapulco en 2013 (6-0 y 6-2 ante David Ferrer) también fue especial. “Ganar aquel año fue un momento clave de mi carrera porque venía de una larga lesión de rodilla. Es verdad que había ganado en Sao Paulo unos días atrás, pero con muchos problemas. Aquí jugué genial, y ganar me hizo sentir con confianza de nuevo”, explica Rafa. Ante Taylor Fritz buscará mañana su tercer título en uno de sus torneos favoritos. “Me siento como en casa. La gente es increíble conmigo. Disfruto cada momento aquí porque no es un típico torneo de tenis. También tiene ambiente de vacaciones por estar frente al mar, eso te hace sentir genial”.