La Liga española podría terminar la próxima temporada

La Federación cree prioritario terminar las competiciones en vigor y se plantea, si es necesario, alargarlas más allá del 30 de junio

Rubiales, durante la conferencia de prensa que ofreció por el canal de youtube de la RfefRFEF HANDOUTEFE

Las competiciones se tienen que acabar, a ser posible antes del 30 de junio”. Ésa es la prioridad de la Federación, asegura Luis Rubiales en una conferencia de prensa ofrecida a través del canal de youtube de la Federación. Si no es posible terminar las competiciones antes del 30 de junio, fecha en la que acaban la temporada y los contratos de muchos futbolistas, la Federación estudiaría fórmulas para que todos los clubes pudieran competir en igualdad.

“Ha habido una voluntad avalada por UEFA de que las competiciones se tienen que finalizar a ser posible antes del 30 de junio, pero no tiene que ser un muro infranqueable”, explica el presidente de la Federación. “Vamos a luchar para que todos los equipos disputen la competición y para que la clasificación sea acorde con lo ganado en el campo”, añade.

“Nuestra propuesta es alargar el calendario lo necesario para que se terminen las competiciones”, asegura Rubiales. La Federación no quiere ponerse límites en el calendario. “No sabemos a lo que no enfrentamos”, asegura el presidente. Se desconoce la fecha en la que se puedan reanudar los partidos y se hace imposible hacer una previsión.

La Federación ha descartado cualquier otro escenario que no sea terminar la competición. “Terminar como sea antes del 30 de junio está muy bien, pero no está en nuestras manos”, asegura. “Se hablaba de terminar con la clasificación tal cual está ahora, pero lo consideramos una injusticia. Impediríamos a los que están cerca de un título luchar por él y condenamos a los que están luchando por no descender”.

Tampoco se plantea declarar nula la temporada. “No puede ser”, dice. Y si no es posible reanudarla y por decisión de la UEFA la Federación tiene que aportar la lista de equipos clasificados para competiciones europeas, pediría a la UEFA que le diera los criterios para elaborarla.

No es posible tampoco cerrar el campeonato en mitad de temporada, al final de la primera vuelta, cuando ya han jugado todos contra todos. “No sería justo”, afirma. Se premia sólo una parte de la temporada, se valora un buen comienzo y se castiga a los que están remontando en la segunda vuelta.

“Sólo queda terminar la temporada y si es más allá del 30 de junio garantizar que compitan en igualdad de condiciones”, asegura. Las competiciones se acabarán con el formato actual y si hay que modificarlo, será ya en la temporada próxima para cumplir con el calendario. Y tampoco se plantea una Liga de 22, sin descensos y con los ascensos de los dos primeros de Segunda.

El principal problema para alargar la temporada más allá del 30 de junio es que en esa fecha terminan muchos contratos de futbolistas. “Choca con la regla de la UEFA y con el derecho comparado, porque hay intercambio de jugadores de una Liga a otra. Si se puede conseguir [terminar con los mismos jugadores] ojalá se consiga y si no, sería la misma norma para todos, que se abra de nuevo el periodo de fichajes y veamos”, explica. Aunque, “el primer escalón es terminar antes del 30 de junio”.