Sergio García vuelve a sonreir y campeonar con los ojos cerrados

Han sido muchos torneos y muchos meses de altibajos. De empezar o terminar bien un torneo pero de una falta total de regularidad, de sufrir bien con el putter o bien con el juego largo, pero eso ha quedado atrás. Sergio García ha recuperado la senda del éxito y le hemos vuelto a ver sonreir sobre el campo

No eran los mejores tiempos para las vitrinas de Sergio García. Estados Unidos le esperaba para levantar un título desde hacía tres años, cuando lo hizo (también contra pronóstico) en aquel Masters de Augusta de 2017 que todo el golf español guardará en la retina. Su producción, pese a haber levantado dos Andalucía Valderrama Master y un título en Holanda el pasado ejercicio, reclamaba más, pues andaba demasiado parada. Hasta ahora.

El de Borriol ha vuelto a sacar su sonrisa un domingo al imponerse en el Sanderson Farms Championship. Es cierto que es un torneo sin el lustre de otros más importantes pero es un torneo al fin y al cabo y hay que darle el valor que tiene.

El Jackson Country Club de Misisipi le devolvía a la senda del triunfo merced a una vuelta de 67 golpes, superando por uno al local Peter Malnati y su enorme arreón del domingo (63), pateando el español con los ojos cerrados, sintiendo más la bola, dándole sensaciones y toque a la bola, alineándose con ella, al más puro estilo zen. Así conseguía un eagle, cinco birdies y dos bogeys en el desenlace y le ponía el único freno a Malnati, que venía con nueve birdies en su tarjeta.

Recuperaba el castellonense el toque en los greenes, algo elemental en el golf, donde más se ganan y se pierden torneos, y lo hacía con golpes y aciertos de todas las distancias y formas posibles: uno de tres metros en el hoyo 1, otro de casi nueve en el hoyo 7, otro más en el 14 para eagle...

Esta victoria le supone a Sergio su 11º título en el PGA Tour y le convierte en el segundo jugador de la historia que vence en cuatro décadas distintas de su vida junto a Henry Cooper (1923-1955) y en uno de los que han alcanzado el triunfo en cuatro decenios diferentes de la historia, en su caso los 90, 2000, 2010 y 2020 (Snead, Love III, Westwood, McNulty Des Smith), sobre todo; además, le devuelve dos cosas esenciales en un golfista: la confianza y el hambre. Sabe que puede volver a ganar, que tiene golf para hacerlo y que ahora comienza de nuevo su escalada.

Siguiendo con la clasificación, y tras Sergio y Malnati, encontramos en tercer lugar a J.T.Poston (-16), y a nombres como Brandt Snedeker (T17), Charl Schwartzel (T32), Patton Kizzire y Cameron Percy (T59), mientras que el otro español en liza, Rafa Cabrera Bello, naufragaba con 72 impactos y bajaba hasta el puesto 46 con -4 de acumulado.