MotoGP: la sanción a Yamaha por irregularidades en sus motores no afecta a la lucha por el título de sus pilotos

La Federación Internacional confirma que las válvulas no estaban ajustadas al reglamento, pero sólo resta puntos a la marca en el mundial de constructores y de equipos

Maverick Viñales y Fabio Quartararo, en el circuito de MotorlandAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Los pilotos de Yamaha que luchan por el Mundial de MotoGP han respirado tranquilos después de conocer la sanción impuesta por la Federación Internacional a cuenta de una irregularidad técnica en sus motores en la primera cita de la temporada en Jerez.

Había temor de que el castigo incluyese la pérdida de puntos conseguidos en aquella carrera para Fabio Quartararo, que ganó, para Viñales, que fue segundo, y para Morbidelli, que terminó quinto. Hubiese sido un golpe casi definitivo para sus aspiraciones mundialistas, pero no habrá nada de eso.

La FIM ha confirmado esa irregularidad en las válvulas de los propulsores, que iba en contra del reglamento, pero el castigo será para la marca, que perderá puntos en la clasificación del Mundial de constructores y en el de equipos. Un mal menor.

Yamaha pierde 50 puntos en el campeonato de constructores, mientras que al equipo oficial, el Monster Yamaha, le restan los 20 que consiguió aquel día. Y, por tanto, el Petronas deja de sumar los 37 que acumuló en Jerez en el arranque de la temporada.