Twitter, Ricky Rubio y las tres Españas

Si de un vistazo puedes repartir mandobles, ¿para qué perder diez minutos leyendo?

Ricky Rubio impulsa el "Proyecto Luca" con tres pacientes oncológicos pediátricos de Vall d'HebronServicio Ilustrado (Autom�tico) VALL D'HEBRON

La moderación ha muerto, ¡viva Twitter! La entrevista a Ricky Rubio en LA RAZÓN y su traslado a la selva digital son la última prueba. Charlamos con el base antes de que comenzara su cadena de traspasos que terminó, afortunadamente para él, en Minnesota. Vuelve a los Timberwolves, la que fue su casa las primeras seis temporadas en Estados Unidos. En la conversación hubo de todo: paternidad, covid-19, confinamiento, burbuja Disney, regreso a USA... «Es la hora de estar unidos y que cada uno dé lo máximo», fue el título en papel. «En España estamos cometiendo muchos errores con la covid», fue el de la web. Todo salió de la boca de Ricky, pero... el segundo le pareció «polémico» y así lo expresó en Twitter.

Su reacción fue el chispazo que necesitaban algunos para rezar su Padre nuestro. «Mentirosos, manipuladores, fascistas, basura, poca vergüenza, terroristas de la falacia, intoxicadores, fachas...», un comité de expertos en «fake news» al servicio de la verdad. El segundo grupo eran los encantados con ambos títulos ajenos al mosqueo inicial de Ricky. Y el tercero era el menos numeroso. Hablaban de que sería «conveniente leer la entrevista entera» y luego opinar. Misión imposible. Si con un vistazo basta para repartir mandobles a diestro y siniestro ¿para qué perder diez minutos leyendo? Pocos días después del ruido llegó la reacción de Ricky. Su estupefacción demuestra hasta qué punto se ha llegado y eso que era una simple entrevista: «Quedé encantado con la entrevista. Siento todo el alboroto que se ha montado». Pues eso.