La empleada de la que supuestamente abusó David Villa: “Me tocaba todos los malditos días”

El jugador, que dejó el el New York City FC en 2018, mantiene que cualquier alegación de comportamiento inapropiado es “falsa”

Skyler Badillo
Skyler BadilloTwitterLa Razon

David Villa fue acusado de agresión sexual por una empleada del New York City FC que ahora se sincera en una entrevista: “Me tocaba todos los malditos días”. El delantero, de 38 años, fue el primer fichaje en el club hermano del Manchester City en la Gran Manzana y jugó para el equipo de la MLS entre 2014 y 2018.

Villa niega las afirmaciones de que “manoseó” a Skyler Badillo, quien tenía 20 años cuando comenzó a trabajar con el club en 2018, y que hizo públicas las acusaciones en su cuenta personal de Twitter el pasado mes de julio. En una entrevista con The Athletic, Badillo asegura que Villa repetidamente le dijo que la amaba, la tocaba de manera inapropiada y que sus jefes no tomaban en serio sus quejas.

También afirmó que la ex estrella de Barcelona, Villa, le ofreció alcohol en varias ocasiones. “Pensé que estaba teniendo la oportunidad de mi vida cuando obtuve ese empleo y lo que obtuve fue que David Villa me tocara todos los malditos días y mis jefes pensaran que hacía teatro”, asegura.

Badillo trabajó junto a Kevin Christen, entrenador principal del equipo, y Melvyn Pamplona, entrenador asistente. Badillo afirmó que un día fue a recoger un artículo junto a Villa en el vestuario y él tomó su mano y la acarició mientras la miraba directamente. “Comenzó a decirme que me amaba esa semana y luego fue una constante -agrega-. Dijo a otras personas, que me amaba. Me lo gritaba e incluso con su hijo sentado en su regazo, me dijo que me amaba”.

La joven alega que sufrió un incidente en el que Villa la presionó contra el mostrador y la garró por las caderas. “Estaba cortando cinta, preparándola para el entrenamiento del lunes por la mañana, porque no había mucho que hacer. Estaba de espaldas a David y él se levantó, se puso detrás de mí, puso sus manos en mis caderas, me presionó contra el mostrador y me susurró al oído que debería tener cuidado con los hombres de la ciudad. Kevin lo vio todo”.

En otra ocasión, relata la joven, Villa presuntamente se acercó a ella en presencia de sus jefes y le preguntó si le gustaba la fiesta y qué tipo de alcohol bebía. “Miré a Melvyn y le dije: No creo que esta sea una buena conversación, con la esperanza de que me ayudara pero su respuesta fue que solo había sido una pregunta”.

La reacción de Villa

Un portavoz de Villa declaró a The Athletic que las afirmaciones de Badillo son “falsas”: “Si bien David nunca se ha enfrentado a este tipo de problema antes, aprecia la seriedad de este asunto y cree que es importante alentar a la gente a hablar sobre sus preocupaciones. Cuando David se enteró por primera vez de esta situación dos años después de dejar el equipo, cooperó plenamente con la investigación y, como ha dicho desde el principio, cualquier alegación de comportamiento inapropiado es falsa”.

Investigación

El club inició una investigación sobre las acusaciones de Badillo el pasado verano. La investigación del NY City FC concluye que hubo comportamiento “inapropiado e inaceptable” tras las acusaciones de acoso sexual que presentó en julio pasado una ex empleada de la entidad contra David Villa y un miembro del staff. Sin embargo, el club neoyorquino no cita en su informe el nombre del ex delantero.

“Este comportamiento incluía contacto físico innecesario, burlas y comentarios sobre la ropa y la apariencia. El Club encontró que este comportamiento era inapropiado e inaceptable”, concluyó el equipo de la MLS.