Real Madrid

Eufemiano Fuentes señala a Fermín Cacho, al Real Madrid y a la Real Sociedad como clientes

El médico ha confesado en “Lo de Évole” su relación con algunos medallistas en Barcelona 92

Eufemiano Fuentes
Eufemiano Fuentes

Eufemiano Fuentes, el médico que dirigió la mayor trama de dopaje del deporte español, juzgada en el caso de la operación Puerto, ha reconocido su relación con algunos medallistas españoles en los Juegos Olímpicos de Barcelona ‘92 en una entrevista en el programa “Lo de Évole”, de laSexta.

Eufemiano no ha dejado dudas sobre su relación con Fermín Cacho, medalla de oro en 1.500 en Barcelona‘92 y medalla de plata en Atlanta cuatro años después. “Tendría que romper un secreto profesional. No voy a dar una serie de nombres que no di hace quince años cuando fui detenido ni en el juicio de la operación Puerto. Había medallistas olímpicos”, confiesa cuando Évole le pregunta por sus clientes.

Ante la negativa a dar nombres, el periodista comienza a hacer un repaso por los medallistas españoles en los Juegos de Barcelona. “¿Daniel Plaza, en marcha?”. “No”, responde Eufemiano. “¿Antonio Peñalver, en decathlon?”. Duda un poco antes de responder otra vez de manera negativa. “¿Javier García Chico, pértiga?”. Duda un poco más antes de decir: “digamos que no”. La bomba llega con el nombre de Fermín Cacho. “Si te digo que no me acuerdo no me lo vas a creer. Me siento incómodo. No tengo pruebas de que he sido el médico de esas personas. Si te digo que sí no te lo puedo demostrar”, dice. “Dice de todos que no y cuando le digo Fermín Cacho, calla”, responde Évole. “Blanco y en botella”, afirma Fuentes.

Le hacía los tratamientos que hacía en la época: expansores de plasma, reductores del ácido láctico, estimulación natural de las hormonas naturales, como testosterona, pero no estimuladores de la producción, aminoácidos, estamos hablando de hace casi 30 años. Tendré que revisar mis agendas”, dice.

Fuentes reconoce que si hablara alguna de las medallas españolas en Barcelona se perderían. “Las medallas no van a caer cuente lo que cuente. Sí caerían, por eso no quiero decirlo”, afirma. “Si cuento lo que sé es contar qué sé que alguno de los medallistas recurrieron a sustancias dopantes. Pero es casi indemostrable. En cambio, sí es querellable y si puedes. diciendo algo que no puedes demostrar, verte en un tribunal”, reconoce.

Fui médico de una docena de atletas en Barcelona 92″, confiesa. “O alguno más, igual quince”, añade. Era médico a título individual, ya alejado de la Federación de atletismo. Pero sí vio a dos de sus atletas durante la competición. A uno, desde la grada. A otro, en una cafetería. Ese otro era Fermín Cacho, días antes de ganar la medalla de oro.

Pero después suaviza sus afirmaciones: “Fermín Cacho es un corredor y un atleta excepcional. De un burro no se hace un caballo de carreras. Fermín Cacho no era un burro. Que en algún momento le haya dado un tratamiento para recuperar no quiere decir que por eso él ganó lo que ganó”.

Eufemiano también deja caer durante la entrevista que ha trabajado con equipos de fútbol. “Blanco y en botella leche”, dice sobre la Real Sociedad. En el sumario de la operación Puerto aparecía uno de sus apuntes con la inscripción RSOC. “No voy a contestar a esa pregunta pero no quiere decir que sea así”, dice sobre el Real Madrid. “Ahí lo dejamos. O me callo o te digo que no, elige la respuesta”, añade.

“Extraoficialmente era a veces contratado o requerido para asesorar a técnicos o médicos de equipos en el control, seguimiento, recuperación y ayuda de jugadores. Y cobraba por ello. Por expreso deseo no me podían pagar a mi y entonces decía que le pagaran a otra persona. Hubo contacto en dos ocasiones con el Barcelona pero no se llegó a un acuerdo”, afirma.

Eufemiano Fuentes entiende la operación Puerto como un ajuste de cuentas. “En 2004 recibo una propuesta de alguien del entorno del entonces secretario de Estado para volver a hacer lo mismo que hacía en los 80″, dice. El secretario de Estado era Jaime Lissavetzky. Y la persona que le llama es Fermín Cacho. “La persona que andaba detrás de la propuesta sabía que me conocía. Me dice que si estaría dispuesto a trabajar con el Comité Olímpico para preparar los Juegos de Pekín”, relata.

Fuentes rechaza la oferta en la misma llamada de Cacho y entiende que la operación Puerto es una maniobra dirigida a sacarlo del sistema. “Si no trabaja para mí, que no trabaje para nadie”.