Medvedev da positivo... y estuvo entrenando con Nadal en Montecarlo horas antes

El ruso no competirá en el primer Masters 1.000 sobre tierra batida y Rafa deberá hacerse pruebas para confirmar su participación

Daniil Medvedev ha dado positivo en Montecarlo
Daniil Medvedev ha dado positivo en MontecarloAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Daniil Medvedev, número dos del mundo, ha dado positivo por covid-19 en un control al que se sometió ayer por lo que causa baja en el torneo de Montecarlo que se está disputando esta semana. “Es una gran decepción”, ha manifestado el jugador al anunciar su retirada. “Me enfocaré ahora en recuperarme y estoy deseando regresar sano al circuito tan pronto como sea posible”. Medvedev se ha puesto en cuarentena y su estado de salud es vigilado por los médicos del torneo y del circuito ATP. El moscovita, de 25 años, era el segundo cabeza de serie por detrás del serbio Novak Djokovic. Estaba exento de la primera ronda y compartía la mitad del cuadro en la que figura Rafael Nadal, tercer favorito y ganador once veces del torneo del Principado.

El problema del positivo de Medvedev es que en los últimos días estuvo en contacto con un elevado número de personas entre las que se encuentra el propio Rafa. El español entrenó con él el mismo lunes en que se hizo la prueba que derivó en el positivo. De momento no hay noticias sobre el estado de Nadal, aunque será sometido de inmediato a análisis que descarten un posible contagio.

Medvedev ha sido sustituido en el torneo por el argentino Juan Ignacio Londero que debutará en segunda ronda. La baja del ruso supone que Rafa esté ante una gran oportunidad para recuperar el número dos del mundo. Nadal necesitaría alcanzar la final con lo que superaría los 9.850 puntos con que cuenta el moscovita. Su llegada al torneo ya estuvo marcada por unas declaraciones en las que no escondía su disgusto por tener que jugar sobre tierra batida: “No me escondo al decir que no me gusta la tierra batida. No voy a Sudamérica porque no me gusta jugar en arcilla. Prefiero quedarme jugando en Rotterdam, Marsella o Dubái. No voy a jugar allí nunca. En la gira de tierra intento dar lo mejor de mí, pero es complicado. No hay nada que me guste de esta superficie. La bola bota diferente, acabas muy sucio después de los partidos... Realmente no disfruto jugando así”, aseguró. Medvedev se perderá al menos los torneos de Montecarlo y Barcelona.