Real Madrid

Las 6 claves de la derrota del Real Madrid: Hazard, Zidane, Ramos, el futuro...

El Real Madrid tiene que reforzarse mentalmente para el partido de LaLiga contra el Sevilla y materialmente en verano

Zidane no tomó las mejores decisiones en el Chelsea-Real Madrid de la Champions
Zidane no tomó las mejores decisiones en el Chelsea-Real Madrid de la ChampionsNeil HallEFE

El Real Madrid pudo ser goleado en media hora en Valdebebas y en los primeros veinte minutos de la segunda parte. Y casi nunca pudo hacer daño al Chelsea. Nadie ha puesto en duda la derrota en la Champions de un equipo que ahora necesita exprimir el poco físico que le queda para hacerse con LaLiga y no cerrar un año en blanco. Llegar a semifinales es un buen recorrido en Europa, pero deja algunas marcas en el equipo.

  1. Físico. No le llegó al Real Madrid, absolutamente roto tras la eliminatoria contra el Liverpool y el partido del Barcelona. Las bajas, los minutos, la falta de preparación por el Covid han terminado pasando factura al equipo, que se ha sostenido como ha podido, pero no le ha llegado para más. La diferencia entre el Chelsea y el Real Madrid ha sido brutal. Iban a otra velocidad los jugadores de Tuchel, mientras a los de Zidane les costaba todo un mundo. Es un equipo roto, que ahora tiene que superar el golpe moral de sentirse inferior al Chelsea.
  2. Hazard. Tenía que ser su partido y lo acabó en el centro de la diana por sus indisimuladas carcajadas con sus ex compañeros del Chelsea al acabar el partido. Jugó el choque de espaldas a la portería rival, sin poder darse media vuelta y sin ofrecer nada con lo que justificar su titularidad en un encuentro decisivo, uno de esos para los que se le fichó. ¿Qué hacer con Hazard?, es una pregunta que sobrevuela por Valdebebas después de sus temporadas sin nada que ofrecer más que lesiones y una puesta en forma que no corresponde a un futbolista de su nivel.
  3. Sergio Ramos. Los acontecimientos no están ayudando a su renovación. O al menos a su renovación con sus condiciones. El Madrid ha sido un equipo casi siempre seguro con él y su presencia en el campo contra el Chelsea no mejoró las prestaciones. Se le veía fuera de forma, sin mando. No jugaba un partido con el equipo blanco desde el 16 de marzo. Arropado por otros dos centrales, no encontró su sitió nunca. Al Madrid le quedan cuatro jornadas de LaLiga y su renovación por resolver.
  4. Zidane. Alabado por cómo planteó los cuartos frente al Liverpool, el partido de vuelta contra el Chelsea le deja en mal lugar por su invención de Vinicius como carrilero. Ya lo puso ahí en otro partido, pero ni desde el principio ni tenía la importancia de este. No es un futbolista que sirva para defender y con él en la banda derecha, el Madrid se sintió frágil. Tardó muchísimo en reaccionar el francés y cuando lo hizo fue para cambiar de nombres, nunca de sistema. Le gustan los tres centrales porque le dan seguridad. Aunque en Londres no sucedió. Va a seguir en el Madrid, si él quiere. Pero lo que él quiere no lo sabe nadie.
  5. LaLiga. El domingo espera el Sevilla en un partido clave y más porque se juega después de que el Barcelona y el Atlético se midan el sábado. Es decir, el Madrid podría empezar el choque contra los de Lopetegui sabiendo que pueden ser líderes al final de la jornada. LaLiga es a lo que se agarra el Madrid para no terminar una temporada heroica en blanco.
  6. Futuro. La eliminatoria contra el Chelsea ha dejado clara una cosa: el Madrid necesita algo más para poder competir en Europa contra los clubles de millonarios, a los que las crisis económica del Covid les afecta mucho menos que a otros clubles. Necesita moverse en el mercado porque con lo que tiene le llega para competir, pero no para aguantar el ritmo de los ingleses más fuertes. Mbappé tiene que ser el hombre.