El vídeo que resuelve el caso de las perlas anales vibradoras para ganar al ajedrez

Magnus Carlsen sigue sin dar explicaciones de su retirada ante Hans Niemann mientras ha crecido la bola de las trampas con juguetes sexuales

Magnus Carlsen se retiró contra Niemann y dejó la sospecha de que su rival hacía trampas
Magnus Carlsen se retiró contra Niemann y dejó la sospecha de que su rival hacía trampas

Magnus Carlsen sigue sin hablar y sin dar explicaciones acerca de su retirada en la partida contra Hans Niemann en la Copa Sinquefield. Lo que hizo el campeón del mundo fue marcharse y como se dice comúnmente, tirar la piedra y esconder la mano. A partir de ahí, con la inestimable ayuda de Elon Musk, ha corrido como la pólvora la teoría de que Niemann llevaría unas perlas anales y éstas vibrarían para comunicarle si el movimiento que iba a hacer era el adecuado o no.

Como en la entrevista con Alejandro Ramírez Niemann había asegurado que de joven hizo trampas en Chess.com todos los ojos se volcaron hacia él: “Decidí que la única manera de enmendar mi error era demostrarme a mí y a los demás que podía ganar por mí mismo. Esa ha sido mi misión y por eso he vivido en una maleta durante dos años. Por eso he jugado 260 partidas en un año y he entrenado 12 horas al día: porque tengo algo que demostrar», aseguraba para confirmar su inocencia y negar haber hecho trampas en la competición.

El paso del tiempo, la falta de pruebas y el silencia de Carlsen han hecho que las miradas, ahora, se vuelvan hacia él, por acusar sin tener nada en lo que basarse: “No profundizaré en las feas insinuaciones del asunto ahora, pero debo comentar lo que sí sabemos: el campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen se retiró del torneo más importante del mundo en San Luis, un acto sin precedentes en los últimos 50 años, y se requiere su explicación», decía Kasparov, una de las voces más autorizadas del mundo de la ajedrez

«La retirada de Carlsen fue un golpe para los aficionados al ajedrez, sus colegas en el torneo, los organizadores y, mientras los rumores y la publicidad negativa se arremolinan en el vacío, para el juego. El título mundial tiene sus responsabilidades, y una declaración pública en este caso es la menor de ellas», continuaba, señalando claramente a quién debía ahora dar explicacione. Además también acusaba a Chess.com, que había vetado a Niemann: «Aparentemente, ha sancionado al joven jugador estadounidense que derrotó a Carlsen, lo que provocó su retiro y las acusaciones de trampa. Una vez más, a menos que el mundo del ajedrez se vea arrastrado a interminables rumores patéticos, se deben hacer declaraciones claras». Estaba muy enfadado: «Crear favores y facciones basados en rumores y tonterías crípticas es perjudicial para el juego. Los jugadores, especialmente el campeón mundial, y las empresas deberían darse cuenta de eso. Los patrocinadores y organizadores no disfrutan del ambiente tóxico tanto como lo harían las redes sociales».

Ha sido el español Miguel Illescas quien en unos vídeos de youtube ha explicado con claridad que pudo haber sucedido durante la famosa partida. El gran maestro asegura que los movimientos tan rápidos de Niemann respondiendo a Carlsen debieron sorprenderle porque tenía respuesta para todo lo que hacía, como si ya hubiese visualizado la partida.

Illescas descubre que fue eso exactamente lo que sucedió: en la nube de Chessbase quedan grabadas todos los análisis y visualizaciones de las posiciones que hace o ve la gente y el mismo día de la partida, hubo alguien que visualizó los movimientos que luego ocurrieron.

Niemann, tras la retirada del rival, aseguró que había sido inmensamente afortunado. Es decir, que pudo prever y analizar esos movimientos en Chessbase antes y luego ver cómo Carlsen los repetía. Otra opción, aunque más improbable es que hubiese una “fuga de seguridad” en el equipo del campeón. Que alguien probase esa solución y la dejase grabada. Aunque los equipos de ajedrez son súper herméticos. Sin embargo podría haber sucedido eso antes de lo de las perlas anales.