Baloncesto

Micic y Larkin, los dos demonios que amenazan al Real Madrid en la final de la Euroliga

Las pareja de estrellas del Anadolu Efes se han metido en su tercera final consecutiva y son los vigentes campeones de la competición

Vasilije Micic es felicitado por su compañero Larkin tras anotar la canasta decisiva en la victoria del Anadolu Efes ante el Olympiacos en la semifinal de la Euroliga
Vasilije Micic es felicitado por su compañero Larkin tras anotar la canasta decisiva en la victoria del Anadolu Efes ante el Olympiacos en la semifinal de la Euroliga FOTO: ANDREJ CUKIC EFE

Las manos de Micic y Larkin han llevado al Anadolu Efes a las tres últimas finales de la Euroliga. Los dos bases del equipo turco son una pareja explosiva, dos estrellas incontrolables que extrañamente llevan mucho tiempo juntos sin que el grupo haya saltado por los aires ni la NBA se haya interpuesto en su relación. En 2019 perdieron el partido decisivo frente al CSKA, en 2021 derrotaron al Barcelona y levantaron el título, y hoy vuelven a tener un rival español enfrente en el día decisivo. Después de un inicio de temporada convulso y muchos problemas para enlazar victorias al principio de la competición, finalmente los vigentes campeones alcanzaron el sexto puesto en la fase regular y se han vuelto a colar entre los dos mejores de la Euroliga.

Y casi toda la culpa la tienen Vasilije Micic y Shane Larkin, las manos en las que más tiempo pasa el balón en los partidos del Anadolu Efes. Su entrenador, Ergin Ataman, fue a saludar a su colega Bartzokas nada más terminar la semifinal ante Olympiacos. Y le hizo un gesto abriendo los brazos en plan: yo no he hecho nada, lo ha hecho todo Micic. Era el mejor resumen de la última jugada del partido: el triplazo del serbio, al que le dieron el balón para que aguantara hasta que quedaran seis segundos y después sentenciara con su talento natural.

Y eso hizo, mientras Larkin afilaba el cuchillo para la final, porque si su compañero y MVP de la competición el año pasado, se llevó los focos en la semi, que nadie dude de que el estadounidense los va a buscar en la gran final. «El Efes es un gran equipo más allá de las individualidades. Estamos de acuerdo en que Micic y Larkin son diferenciales. Si les pongo dos defensores a cada uno, son tan buenos que van a encontrar a otro desmarcado», explicaba Pablo Laso ante la pregunta de cómo se para a dos tipos así. «Son de los mejores jugadores de la Euroliga, pero lo que les hace buenos es la atención que generan. No pienso en frenarles, sino en hacer una buena defensa a nivel de equipo», continuaba el técnico madridista. Micic es el máximo anotador de la competición, con 16,9 puntos por partido, mientras que Larkin es el segundo en triples anotados (2,4 por encuentro) y en valoración. Hay pocas dudas de su capacidad para decidir, pero el Real Madrid no olvida que en el quinto partido del playoff de cuartos el año pasado, fueron otros los que acabaron con la resistencia blanca. «El mejor jugador de ellos aquel día fue Singleton y el triple importante lo metió Simon», avisaba Laso, que no pierde el sueño por esos dos demonios que le esperan en la final. Empezaron algo irregulares la Euroliga, pero ya están donde siempre.