Deportes

Todo mal para el Barça: el Athletic lo elimina de Copa y Ansu Fati se vuelve a lesionar

Muniain marcó primero un golazo y Ferran Torres lo replicó. Casi al final hizo el segundo Iñigo Martínez y en el descuento llegó el 2-2 de Pedri. Muniain sentenció en la prórroga de penalti

Ansu Fati se marcha lesionado entre lágrimas de San Mamés
Ansu Fati se marcha lesionado entre lágrimas de San Mamés FOTO: Alvaro Barrientos AP

Una imagen que puede resumir a este Barcelona es que ante una falta al borde del área, una situación en la que se relamían los últimos años con Messi, son Jordi Alba y Alves los dos futbolistas preparados para lanzarla. Los dos laterales. La acción no acabó en nada, como casi todas las jugadas de ataque de los azulgrana, que le echan ganas, pero no dan para mucho más ofensivamente. Sí sirvió esa actitud ante la adversidad para llevar el partido a la prórroga cuando en San Mamés ya cantaban victoria, pero el tiempo extra fue casi peor para los catalanes: terminaron derrotados igualmente y con Ansu Fati lesionado y con Pedri pidiendo el cambio de puro agotamiento. Una desgracia detrás de otra.

Cayó el campeón en lo que estaba siendo un partido de leones contra corderos. Porque el Athletic Club y su intensidad y su presión estaban siendo mejor que el juego de control del equipo de Xavi. A los dos minutos, Nico Williams le echó la primera carrera a Jordi Alba y le dejó atrás sin discusión. Y así fue durante casi toda la noche. La juventud del pequeño de los hermanos podía con el veterano, que es un futbolista veloz, pero se vio que no tanto. O ya no tanto. Y en ese primer reto, el centro del futbolista del Athletic fue regular, pero Muniain lo convirtió en bueno con un golazo, dibujando con el balón la parábola perfecta por encima de Ter Stegen. Le costaba al Barcelona encadenar pases y superar líneas. La perdía demasiado pronto y sufría. Sólo por un momento se sintió cómodo, justo después de marcar en una acción en la que juguetearon Pedri, Alba y Ferran Torres, un tuya mía hasta que el nuevo fichaje se hizo hueco para poder disparar y replicar a Muniain. Dos tantos de calidad y belleza similares.

Pero pronto volvió el Athletic a hacer suyo el partido. En la segunda oleada, tras darse un respiro, de nuevo hacía daño con las recuperaciones y las salidas a todo trapo. Nico Williams obligó a una parada de Ter Stegen, que se mejoró a sí mismo todavía con el cabezazo de Raúl García en un córner. El portero tuvo mucho protagonismo tanto en esas acciones como con el pie, porque como el conjunto de Marcelino iba a buscar a su rival tan arriba, el esférico acababa casi siempre en los pies del alemán para que empezara a distribuir.

Llegó vivo el Barcelona al descanso y en la segunda parte el duelo estuvo un poco más parejo, pero con el equipo azulgrana casi siempre inofensivo. No llegaba a tirar a portería ni con Ansu Fati ya en el campo. El canterano terminó siendo la segunda mala noticia de la noche para el Barça, ya que se marchó entre lágrimas lesionado y sigue su pesadilla. Después de su regreso tras diez meses parado encadena lesiones musculares y no puede crecer. Hay que esperar a las pruebas para ver qué tiene esta vez.

Se fue del campo Ansu ya en la prórroga. No pasó demasiado en el segundo acto hasta el final, salvo algunas carreras de los Williams, pues Iñaki salió al campo para jugar al lado de su hermano. Iñigo Martínez encontró el 2-1 en una jugada a balón parado y todo parecía decidido, pero entonces Pedri, a la desesperada, en un balón colgado al área aprovechó el rechace para empatar cuando el encuentro moría. Lo pagó después. El canario también acaba de volver después de mucho tiempo parado y no pudo más. Pidió el cambio justo cuando el partido estaba a punto de decidirse en un penalti por mano de Jordi Alba que Munuera Montero pitó después de verlo en el VAR. Muniain no perdonó para culminar su doblete y su fantástica actuación.

Se esperaba el último intento del Barcelona, pero estuvo más cerca el cuarto del Athletic en las contras. La opción de Araujo como delantero centro no llevó a nada. Es muy difícil que el Barcelona marque goles si no dispara. Y eso que en la Catedral estuvo certero en la puntería. Pero ni así le dio. Se despide de un título, pero su gran labor este curso es intentar quedar entre los cuatro primeros en la Liga.

Athletic Club: Agirrezabala; De Marcos, Vivian, Iñigo Martínez, Yuri; Nico Williams, Dani García, Vesga, Muniain; Sancet y Raúl García.

Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Araujo, Alba; Busquets, Pedri, Gavi; Ez Abde, Ferran y Jutglà.