Deportes

Protagonista

Y Nico irrumpió con su zancada para derribar a Portugal y apuntar al Mundial

La entrada del extremo abrió los espacios que España no estaba encontrando. El equipo de Luis Enrique jugará la Final Four de la Nations League

Los jugadores españoles celebran la clasificación para la Final Four de la Nations League tras vencer a Portugal
Los jugadores españoles celebran la clasificación para la Final Four de la Nations League tras vencer a Portugal HUGO DELGADO EFE

Cristiano Ronaldo decía que no con la cabeza al final del partido. Portugal perdió y en sus botas estuvo la posibilidad de empatar (por tanto, clasificarse), pero se estrelló con Unai Simón en el último minuto, como ya había hecho al comienzo de la segunda parte en dos ocasiones claras; y como también le pasó a Diogo Jota en el primer acto. Tres paradones para mantener vivo a su equipo de un jugador fijo para Luis Enrique.

Y uno nuevo, Nico Williams, fue quien tuvo la llave del triunfo. España tenía el balón, pero no el dominio. Le costaba llegar y cuando el encuentro se rompió Luis Enrique vio claro quién podía encontrar los espacios. El extremo del Athletic ya disputó media hora contra Suiza y aportó electricidad. Menos tiempo tuvo esta vez, pues salió en el minuto 73. Era el último cartucho del seleccionador, y consiguió detonar el partido. Como el balón al pie no era suficiente para desbordar rivales, la solución estuvo en las carreras a la espalda. En una de ellas, el pase atrás fue despejado por la defensa portuguesa, pero después, tras el gran centro de Carvajal, Nico llegó por sorpresa para servir el tanto a Morata. «Portugal... Sólo hay que ver los jugadores que tiene. Me quedo con la actitud de este equipo. Nico, en su segundo partido como internacional, ha sido clave», opinaba el autor del gol. «Me ha dicho que el gol era mío», desvelaba después el menor de los Williams. «Ha sido diferencial. Ha cambiado el ritmo del partido con esa zancada y ese desparpajo que tiene, que es lo que necesitábamos», opinaba en Teledeporte Rodri, que jugó una segunda parte fantástica en una posición diferente a la habitual, pues actuó de central.

«Luis Enrique me ha dicho que fuera valiente y encarase», desveló Nico después. El desparpajo se vio desde el principio. Nada más salir al césped del Municipal de Braga, en la primera pelota que atrapó en el área, no se lo pensó y tiró. Flojo. Lo volvió a intentar otra vez desde lejos por el otro lado, y también le salió blando y centrado. No dejó de probar y esta vez obtuvo premio. Luis Enrique dejó claro que con las actuaciones en la selección se gana el puesto para el Mundial, y Nico ha dado un paso adelante. «Ojalá, pero es una decisión del míster. Para mí es un honor estar aquí y poder ayudar. Ahora hay que seguir», concluyó el atacante del Athletic.