Fútbol

Las lágrimas de Luis Suárez al lesionarse ante el Oporto

El uruguayo no aguantó ni diez minutos en el campo

Luis Suárez
Luis Suárez FOTO: La Razón (Custom Credit)

Luis Suárez es un competidor nato. Le encantan partidos como el que el Atlético tenía que jugar en el Oporto, a vida o muerte para clasificarse para los octavos de final de la Champions. Pura tensión. Fue titular, por supuesto... Pero no aguantó ni un cuarto de hora en el campo. Una inoportuna lesión muscular le hizo abandonar el terreno de juego demasiado pronto. A los trece minutos, ya sabía que no iba a poder ayudar a sus compañeros en busca de la victoria. Cunha entró por él.

El delantero uruguayo se fue enfadado no, lo siguiente. No se lo podía creer. Es más, después de sentarse en el banquillo y maldecir todo por lo sucedido, no pudo reprimir las lágrimas. Se tapó la cara con la camiseta y tardó un rato largo en pasársele la amargura, hasta que por fin pudo estar ya atento al partido.

Su desgracia se une a la que arrastraba ya el Atlético, que llegaba a este trascendental duelo con muchísimas bajas: José María Giménez, Stefan Savic, Felipe Monteiro, Kieran Trippier e Ivan Saponjic. Eso hizo que Simeone tuviera que improvisar una defensa con Kondogbia, un medio, como líder y Vrsaljko, un lateral derecho, como uno de los tres centrales.